.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Decenas de clientes de Martinsa-Fadesa están contactando con las distintas organizaciones de defensa del consumidor para consultar sobre sus derechos y sus dudas respecto a la situación de sus inversiones después de que la inmobiliaria presentara ayer concurso voluntario de acreedores.

La mayor parte de las consultan giran entorno a la incertidumbre sobre el plazo de entrega de las viviendas compradas y pendientes de entrega, y respecto a los importes que han adelantado, explicaron a Europa Press en fuentes de Asgeco, UCE, Facua, y en el despacho Iure Abogados.

Cada una de estas organizaciones y la firma de abogados asegura haber atendido decenas de llamadas de clientes de la inmobiliaria desde la mañana de ayer martes, cuando la compañía presentó la solicitud de concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Martinsa-Fadesa cuenta con una cartera de viviendas prevendidas (pendientes de entrega) de 12.578 unidades, según datos de cierre del primer trimestre del año, valoradas en 2.060 millones de euros.

En fuentes de Iure Abogados indicaron a Europa Press que la firma ha recibido ya decenas de llamadas, entre las que destacaron un importante número de clientes que solicitan información para rescindir sus contratos de compra de vivienda con la promotora y otros que ya habían pedido romper el contrato por retrasos en la entrega y que aún no habían obtenido respuesta.

EN CASO DE DESPERFECTO.

En el caso de la Asociación General de Consumidores (Asgeco), la organización explicó que ha dado respuesta a “alrededor de unas cincuenta” consultas relacionadas con el tema. Entre ellas, la asociación destacó las de varios clientes a los que Martinsa acababa de entregar los pisos y pedían información sobre donde dirigirse para reclamar en caso de que encontraran algún desperfecto.

En la misma línea, Facua dice haber registrado “decenas” de llamadas de consumidores afectados por la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa. El portavoz de la organización, Rubén Sánchez, indicó que en su mayor parte solicitan información respecto a lo que puede pasar como consecuencia de la suspensión de pagos.

“Entre el resto de principales consultas destacan las preguntas sobre los derechos que les asisten en caso de que no lleguen a recibir las viviendas reservadas, y sobre la posibilidad de recuperar el dinero adelantado”, explicó.

En cuanto a las recomendaciones, todas las asociaciones instan a mantener la calma y esperar a que el juzgado decida sobre la solicitud del concurso. En el caso de los clientes que tienen reservada una casa, aconsejan comprobar que la inmobiliaria cuenta con una entidad financiera que avala las cantidades que sus clientes abonaron como adelanto, y acudir a la empresa en caso de que esta información no aparezca en la información que les entregó en su momento.

No obstante, Martinsa-Fadesa ya indicó ayer que, pese al concurso, sigue desarrollando su actividad con “absoluta normalidad” y mantiene su compromiso para cumplir los contratos con los clientes que le compraron una vivienda.