.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El gasóleo de calefacción ha registrado un encarecimiento medio del 22,5% anual en los últimos cinco años, frente al 8,1% del gas natural, según la empresa Remica, dedicada a la eficiencia energética.

La empresa afirma que las comunidades de vecinos que todavía utilizan como combustible el gasóleo para la producción centralizada de calefacción o agua caliente sanitaria van a ver notablemente incrementados sus gastos con la subida del gasóleo.

Por esto motivo, recomienda a los particulares que cambien un sistema de combustión por otro, ya que de esta forma podrían multiplicar por hasta 2,5 el ahorro en su factura. Las actuales subvenciones, recuerda, cubren en algunos casos hasta el 75% de la inversión.

El ahorro obtenido con el gas natural, indica, ha sido obtenido al tomar como referencia el precio medio actual del gasóleo C para venta en comunidades (1,079 euros el litro), su poder calorífico inferior (PCI) (10,138 kilovatios hora (kWh) por litro kWh) y el último precio vigente del kWh de gas natural publicado por el Ministerio de Industria.

Además, la empresas asegura que las previsiones muestran un escenario futuro en el que la brecha de precios entre gasóleo y gas natural seguirá creciendo. La alternativa del gas natural, señala, es más barata y ecológica.

Además, sostiene que la tecnología aplicable en el caso del gas es mucho más eficiente que la del gasóleo, ya que las calderas de condensación recuperan la energía liberada en la condensación del vapor de agua existente en los gases de combustión y, con ello, elevan un 20% su rendimiento.

Como ejemplo, una comunidad de 80 viviendas de 100 metros cuadrados podría ahorrar más de 50.000 euros al año, inversión en nuevas instalaciones incluida, si se acoge a los sistemas de gas natural.

Por otro lado, Remica calcula que el cambio de instalaciones por otras de gas permitirá reducir hasta un 45% las emisiones contaminantes a la atmósfera. En el ejemplo de la comunidad anterior, se pasaría de emitir 334 toneladas de CO2 al ambiente mediante la quema de gasóleo a emitir 180 toneladas de CO2 si se emplea gas.