.

Los niños quieren ser futbolistas, policías e ingenieros, y las niñas profesoras, veterinarias y médicas

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La mayoría de los niños españoles (75%) antepone trabajar en algo que le guste y poder cuidar de su familia (89%) a cobrar un gran sueldo, según la cuarta edición de la encuesta «¿Qué quieres ser de mayor?», elaborada por la empresa de recursos humanos Adecco entre más 2.000 niños con y sin discapacidad de 4 a 17 años de toda España.

Por sexos, las niñas priorizan la vocación en un 81,4 por ciento de los casos, un porcentaje superior al de los niños (68%). De hecho, uno de cada cuatro niños aspira «a ganar mucho dinero aunque no ejerza una profesión que le guste».

Las profesiones más elegidas por los niños también varían según el sexo. Así, los niños aspiran a ser deportistas (22,8%), a puestos de seguridad (15,23%) y a empleos vinculados con las ciencias (11,7%). En concreto, el 17,1 por ciento quiere ser futbolista, el 10,1 por ciento policía y el 7 por ciento ingeniero.

Por su parte, las niñas españolas quieren trabajar de mayores en la enseñanza (24,8%), la sanidad (17,7%) y actividades vinculadas al cuidado de los animales (15,7%). En este sentido, el 22,7 por ciento quiere ser profesora, el 14,6 por ciento veterinaria y el 12,2 por ciento médico.

Comparando la vocación de los hijos con la de sus padres, tan sólo un 5,4 por ciento de los encuestados quiere ser lo mismo que sus padres. Por sexos, el doble de niños (un 7%) que de niñas (un 3,9%) quieren imitar a sus padres. Entre los dos progenitores, el 82,3 por ciento de los niños y un 55 por ciento de las niñas escoge trabajar en lo mismo que su padre.

Sin embargo, pese al bajo porcentaje de los que piensan seguir los pasos de sus padres, un 20,4 por ciento de los niños quiere que sus futuros hijos ejerzan su profesión, cifra cuatro veces superior al porcentaje de los niños que quieren ser como sus padres.

DISPUESTOS A HACER HORAS EXTRA

Cuando se les pregunta a los niños si estarían dispuestos a trabajar lo necesario e incluso hacer horas extras, o si por el contrario trabajarían sólo las horas firmadas en el contrato, el 77,4 por ciento responde que está decidido a trabajar lo necesario, frente al 22,6 por ciento que dice que no hará horas extras.

Por otro lado, el 70,8 por ciento de los niños encuestadosdice que saber idiomas puede ayudar a encontrar un trabajo, frente al 11,6 por ciento que opina que no y el 17,6 por ciento al que le da igual. El inglés es la lengua más importante para los niños (83,19%), seguido por el francés (5,4%).

Preguntados sobre qué piensan hacer cuando se jubilen, la mayoría aseguran que dedicarán su tiempo a cuidar de su familia (40,7% de las niñas y el 30,7% de los niños) y a «no hacer nada» (20,8% de los niños y el 13,36% de las niñas).

NIÑOS CON DISCAPACIDAD

El porcentaje de niños con discapacidad que quieren emular a sus padres es del 12,7 por ciento, superior al de niños sin discapacidad, y en sus expectativas laborales «se ciñen más a realidades y, no tanto, a ensoñaciones», según la encuesta.

Además, el 67,1 por ciento afirma que serán fieles a su empresa y prefieren medias jornadas, a ser posible por las mañanas (50%) opor las tardes (20,7%), frente a jornadas continuas (18,3%) o nocturnas (4,9%).

Asimismo, el 54,9 por ciento de ellos responde que no estaría dispuesto a trabajar si tuviera que alejarse de su familia, pero sin embargo, un 37,8 por ciento sí estaría dispuesto a hacerlo si el trabajo estuviera cerca de las personas que más quiere.