.

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

Cruz Roja Española recomendó hoy que se extreme la precaución durante este periodo estival en playas y piscinas ante el incremento de accidentes relacionados con el agua como caídas, ahogamientos, cortes de digestión o percances causados por artefactos acuáticos y consideró esencial bañarse en zonas con vigilancia, respetar las banderas en las playas y las indicaciones de los socorristas.

Para el vicepresidente de Cruz Roja en la Comunitat Valenciana, José Miguel Rebollo, la prevención es “fundamental” para evitar este tipo de incidentes y evitar daños a medio y largo plazo, y destacó en un comunicado, entre los consejos elementales bañarse sólo en zonas habilitadas para ello, donde se cuente con un servicio de vigilancia y salvamento.

Entre los consejos generales para prevenir accidentes, es básico el respeto de las banderas en playas, así como el seguimiento de las indicaciones que ofrezcan los socorristas. También es conveniente salir del agua de inmediato si se notan síntomas como escalofríos, fatiga, mareos, picores o calambres, y no tirarse de cabeza al agua, especialmente en aquellos lugares en los que se desconozca su profundidad.

Los colectivos más vulnerables ante este tipo de siniestros lo constituyen los niños y las personas mayores. En el primer caso, se recomienda la enseñanza de la natación desde las edades más tempranas y la vigilancia constante por parte de los padres o cuidadores en piscinas y playas.

En el caso de adultos y personas mayores, se aconseja respetar el periodo de digestión –dos horas como media– y no meterse en el agua de forma brusca, sino poco a poco, con el fin de aclimatar al cuerpo a la temperatura del agua y evitar el corte de digestión o hidrocución, fundamentalmente en los días más calurosos. Las personas mayores deben procurar que el nivel del agua no sobrepase la altura de la cintura y, a ser posibles, tomar el baño acompañadas.

Cruz Roja también informa sobre los consejos para prevenir los problemas que el calor produce en la salud a través de su página web (www.cruzroja.es/verano) y del teléfono 900 22 22 99, en el que se facilitan a la persona interesada en recibirlos. Entre ellos, destacaron la importancia de procurar estar en la sombra, evitar las actividades en el exterior en las horas centrales del día, sobre todo, si son intensas y, en el caso de tener que hacerlas, descansar durante las horas de calor, protegerse del sol y refrescarse.

Asimismo, indicaron que, en el caso de las personas que tienen algún problema de salud, se debe consultar con el médico las medidas suplementarias que se necesita adoptar si padece alguna enfermedad de riesgo. No obstante, insistieron que que estas personas sigan tomando sus medicamentos y no se automediquen y que, si se encuentran mal, detengan la actividad que estén haciendo, se sitúen en un sitio fresco y pidan ayuda.