.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La compañía belga Latexco, especializada en el desarrollo, producción y venta de artículos confeccionados a base de látex para la industria del descanso, ha elaborado un decálogo con consejos para promover «el buen descanso», una circunstancia «indispensable» para gozar de una buena calidad de vida.

El documento, en el que ha colaborado la Clínica del Sueño Estivill, sugiere convertir el dormitorio en un lugar para dormir, con la temperatura adecuada, oscuridad y silencio; no utilizar la cama para otras actividades como trabajar, estudiar, comer o ver la tele; establecer horarios regulares para mantener el ritmo correcto de sueño y la vigilia; o cuidar la higiene del colchón para evitar alergias y otros trastornos respiratorios.

Asimismo, el decálogo recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estimulantes como cafés, té o colas a partir de las 6 de la tarde; practicar ejercicio físico siempre que no sea a última hora de la noche; tomar una cena ligera dos horas antes de ir a dormir; relajarse antes de meterse en la cama; dormir cuando se tenga sueño, preferiblemente entre las 11 de la noche y como máximo la 1; y renovar el colchón cada diez años como mínimo.

Según la doctora Mireira Pascual de la Clínica del Sueño Estivill, «el sueño es una necesidad fisiológica tan esencial para la supervivencia como el hambre o la sed. Está demostrado científicamente que si una persona no durmiera nada, moriría en un plazo no superior a siete días».

La experta subraya que «la escasez o la mala calidad del sueño puede desencadenar en graves trastornos para la salud corporal y psicológica». «El tiempo que pasamos durmiendo –una persona de 90 años pasa 37″4 años en la cama– no es un paréntesis en el que no sucede nada. Todo lo contrario, éste es un periodo activo donde se producen cambios hormonales, bioquímicos, metabólicos y de temperatura corporal, imprescindibles para un buen sueño y un correcto funcionamiento diurno», indica.

Normalmente, los lactantes necesitan entre 11 y 12 horas de sueño; un niño, entre 9 y 10 horas; un adolescente, entre 8 y 9 horas; un adulto, entre 7 y 8 horas; y las personas mayores, de 5 a 6 horas cada noche.

Por su parte, el gerente de Latexco España, Koen Gebruers, asegura que «los motivos de las perturbaciones del sueño son principalmente el estrés y los problemas psíquicos y físicos». «Sin embargo, en algunos casos, pueden deberse al uso de artículos de descanso de mala calidad: un colchón demasiado duro, viejo o cuya protección contra la humedad resulta insuficiente», alerta.

Según el informe de EBIA (European Bedding Industries Association), los consumidores españoles son los que más alargan la duración de vida de los equipos de descanso ya que el 20 por ciento de los españoles cree que un colchón se puede usar durante 20 años y lo cambia cada 12,6 años de media.