.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Unión de Consumidores de España (UCE) advirtió hoy de la presencia de falsos revisores de gas que actúan principalmente en la Comunidad de Madrid y que cobran a los usuarios entre 50 y 150 euros por sus servicios.

En un comunicado, UCE detalla el procedimiento de actuación de estos revisores, que se presentan en pareja en los domicilios con los logotipos de la Comunidad Autónoma y de Arbitraje de Consumo, al que se afirman estar adheridos. Asimismo, ofrecen como teléfono de contacto un 902 «al que no contestan» y una dirección de correo electrónico de «gmail», según UCE.

Por este motivo, la asociación aconseja a los usuarios no dejar entrar en su domicilio a personas que se presenten como inspectores del gas si la empresa distribuidora o de la empresa inspectora contratada no lo ha comunicado previamente, con una antelación mínima de cinco días. Si la inspección no puede llevarse a cabo por estar ausente el usuario, el distribuidor debe notificar la fecha de una segunda visita.

Las instalaciones de gas natural y gases licuados del petróleo por canalización (GLP) deben pasar cada cinco años una única inspección por parte de la empresa distribuidora, cuyo coste debe ser abonado por el usuario. Los parámetros son idénticos en el caso del gas butano.

La UCE alerta de que El coste de cada revisión oscila entre los 20 y los 30 euros, por lo que cualquier cantidad que exceda esta cifra «debe hacer sospechar» al usuario de que se encuentra ante «un intento de estafa».