.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Finalizado el periodo estival en el que “la gente se relaja y abusa un poco de la comida”, los gimnasios experimentan un aumento sobre todo en “la regularidad” con la que sus socios acuden a hacer deporte, según explicó la coordinadora de los centros O2Wellness de Madrid, Maribel Muñoz, si bien esta motivación disminuye “cuando pasa el boom de septiembre” y dicha asiduidad “baja”.

“La pérdida de peso es una constante” hoy en día, señaló Muñoz en declaraciones a Europa Press Televisión, “la gente viene buscando sentirse mejor” tras los excesos de las vacaciones de verano, “pero sobre todo buscan la manera más saludable de hacerlo”.

Es por ello que si una persona quiere perder peso no puede intentar lograrlo de forma inmediata, no se trata de “matarle a hacer deporte y de que no coma nada”, indicó la coordinadora del centro deportivo. “Queremos garantizar un resultado, a lo mejor no en un plazo inmediato pero sí de una manera fija y sobre todo vigilando mucho la salud”, puntualizó.

Éste es el caso de una de las socias del centro deportivo, Sara, que tras volver de sus vacaciones en la playa ha decidido “retomar el deporte y ponerse en forma otra vez”. Entre sus objetivos está “bajar de peso y tonificar” su cuerpo, para lo que suele recurrir al entrenamiento personal, reconoce ser “un poco vaga” y así evita la tentación de no ir.

LA ZONA DE AGUAS PARA DESCONECTAR DEL TRABAJO Y EL ESTRÉS.

Aparte del “programa Wellness”, la oferta estrella de este centro deportivo –y que integra el entrenamiento personal, el servicio fisioterapéutico y estético–, “la piscina tiene en invierno una afluencia muy alta” ya que la natación es un deporte “muy completo, que ayuda a relajar, a perder estrés, perder peso y tonificar” apuntó Muñoz.

La búsqueda de la relajación y desestresarse es otra de las prioridades de los asiduos al gimnasio, para ello disponen de una zona de aguas y spa que “invita totalmente al relax, a desconectar de la rutina diaria y del estrés del trabajo”, concluyó.