.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Expertos del Círculo de Braquiterapia Prostática (CBP) han recordado hoy la importancia de que los hombres mayores de 50 años se sometan a una revisión urológica anual que permita la detección precoz del cáncer de próstata, un hábito que cumple menos del 10 por ciento de los españoles.

Es a partir de esa edad cuando se incrementa el riesgo de padecer esta neoplasia aunque, si hay antecedentes familiares, se recomienda iniciar este tipo de revisiones a los 45 años. Las revisiones urológicas son imprescindibles para diagnosticar a tiempo el cáncer de próstata, un tumor que si es detectado de forma precoz y se trata con una terapia adecuada, reduce en un 85 por ciento el riesgo de fallecimiento.

Cada año se diagnostican en España 14.400 nuevos casos cáncer de próstata, además, provoca anualmente el fallecimiento de 5.800 españoles. Se trata del segundo tipo de tumor con mayor tasa de mortalidad, después del cáncer de pulmón. Sin embargo, más del 90 por ciento de los hombres mayores de 50 años no acude al urólogo si no siente molestias, «una realidad que contrasta enormemente con el hábito totalmente asentado de la mujer de acudir periódicamente al ginecólogo», explicaron los expertos del CBP. Según un estudio comparativo, la braquiterapia es la técnica más eficaz para lograr una mejor calidad de vida del paciente, frente a otros procedimientos convencionales como la radioterapia y la prostatectomía.

Dicho estudio ha sido realizado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Hospital de Bellvitge y el Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar), junto con otras ocho entidades médicas españolas de prestigio, llegándose a la conclusión de que la braquiterapia «reduce en gran medida» los efectos secundarios habituales en los otros procedimientos, como la impotencia y la incontinencia urinaria.