.

NUEVA YORK, 1 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó ayer una nueva guía para ayudar a las autoridades nacionales a evaluar los posibles impactos en la salud ante la presencia de melamina en los alimentos.

Tras la creciente incidencia de cálculos y enfermedades renales debidas a la contaminación con melamina de productos lácteos en China y que ha causado ya la muerte de tres niños, la OMS elaboró este documento preliminar que será actualizado según se avance en los estudios sobre el tema.

La intención del organismo de la ONU es ayudar a las autoridades sanitarias de los países a determinar los niveles de melamina aceptados por personas y animales para decidir sobre la inocuidad de los alimentos, según informó el centro de noticias de la ONU.

MELAMINA

La OMS señaló que, en el caso de China, se ha descubierto que la melamina fue añadida deliberadamente a la leche durante varios meses para aparentar un mayor contenido de proteínas.

El documento explica que la melamina es una sustancia que se usa para producir adhesivos, pegamentos, laminados, terminados plásticos y materiales para evitar la propagación de incendios. También se utiliza en algunos fertilizantes y pesticidas.

La guía señala que los niveles mínimos de melamina no se metabolizan y se eliminan rápidamente en la orina, sin embargo, cuando la cantidad del ingrediente rebasa el nivel tolerado por el organismo, causa problemas graves de salud, especialmente en los riñones.