.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Unión de Consumidores de España (UCE) y los Fabricantes de Acumuladores de España (FICAE) calcula que, con la bajada de las temperaturas y el encendido de las calefacciones en los próximos días, más de 1,1 millón de familias verán incrementada su factura eléctrica en un 50%, lo que equivale a pagar casi 500 euros más al año.

Por este motivo, estas dos organizaciones se dirigirán al Ministerio de Industria para exigirle una línea de subvención que cubra los costes que tienen que afrontar los usuarios que deban cambiar de tarifa para adaptarse al nuevo sistema de discriminación horaria, que sustituyó el pasado 1 de julio a la tarifa nocturna.

Junto a esto, estas dos organizaciones exigen a las compañías eléctricas una moratoria de tres meses para poder realizar los cambios técnicos en cada hogar para suavizar la denunciada subida. UCE y FICAE han convocado un acto mañana para explicar estas medidas.

Estas iniciativas vendrán acompañadas de una campaña informativa en la que se expliquen en detalle las actuaciones técnicas y pautas de consumo que permitan minimizar el impacto de la nueva tarifa de discriminación horaria. La campaña responde a la «falta de información que tienen las familias afectadas», indica UCE.

En la orden ministerial de julio se fijó una moratoria de seis meses a las eléctricas para que adaptaran sus contadores al nuevo sistema. Mientras, a los usuarios de la nueva tarifa de discriminación se les aplica un sistema de facturación por prorrateo, en el que se asigna el 69% del total de su consumo al «valle» y un 31% del total al periodo «punta».

Para UCE, Industria ha actuado de forma «unilateral» al modificar la antigua tarifa nocturna al obligar a contratar la potencia máxima. Además, el departamento dirigido por Miguel Sebastián ha provocado un «grave perjuicio económico a casi el 3% de la sociedad española», indica.

Pese a elevar de ocho a catorce el número de horas «valle», la nueva tarifa de discriminación horaria reduce el incentivo por consumir en este periodo del día y eleva la penalización por hacerlo en horas «punta».