.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La diferencia de precios entre los seguros de hogar que ofrecen las compañías puede alcanzar hasta el 60%, según un estudio presentado por Línea Directa Aseguradora (LDA) y realizado por Sigma Dos, que pone de manifiesto que a pesar de que el 52% los asegurados considera el precio como el factor determinante para cambiar de seguro, el 90% nunca se lo ha planteado.

La compañía, participada al 50% por Bankinter y Royal Bank of Scotland (RBS), recomienda buscar el seguro que más se ajusta a las necesidades de cada cliente, ya que, además de la diferencia de precio entre compañías, el 43% de los asegurados considera que paga por cosas que no necesita.

En concreto, el 40% de los asegurados paga 200 euros al año por su póliza, aunque la prima media se sitúa en 180 euros, e incluye en sus coberturas daños por incendio, robo y agua, aunque no son los siniestros más frecuentes, frente a la rotura de cristales, que suele ser más habitual.

El estudio también destaca que más de siete millones de asegurados desconoce las coberturas y las condiciones de su póliza, y más de tres millones no sabe cuánto pagan ni con qué compañía tiene contratado su seguro de hogar.

En este sentido, el informe también señala que sólo al 3% de los asegurados les han ofrecido reducir la prima eliminado coberturas, mientras que hasta un 21% ha recibido propuestas para aumentar la póliza con más garantías.

La falta de concienciación sobre la importancia de tener asegurada la casa es la principal causa de esta situación según apunta el estudio, que se destaca que más de nueve millones de hogares aún están sin asegurar, de los 25,5 millones de viviendas que existen en España, a pesar de que se produce un siniestro cada ocho segundos. Asimismo, casi el 40% de los nuevos seguros de hogar están vinculados a la concesión de crédito hipotecario.

El estudio también resalta que sólo el 25% de los siniestros urgentes de resuelven en las tres horas reglamentarias, lo que supone sólo uno de cada cuatro avisos que se producen, que siete de cada diez se resuelven en un plazo de dos a siete días y que hasta un 16% tarda en resolverse más de una semana.

A pesar de estos datos, la percepción de los clientes sobre el servicio es, en general, positiva, aunque la gravedad del siniestro influye de manera decisiva en la apreciación. Dos de cada diez asegurados que ha sufrido un siniestro urgente considera el tiempo de atención excesivo, mientras que sólo el 5% opina lo mismo en los siniestros no urgentes.