.

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

Interactuar con los bebés prematuros en todo momento favorece su bienestar y mejora el desarrollo neurológico, evitando a largo plazo posibles secuelas tras haber nacido antes de tiempo, según expertos del Servicio de Neonatología del Hospital Clínic de Barcelona, que ha puesto en marcha una iniciativa que incluye a padres y familiares de los recién nacidos.

Esta principio es la base sobre la que se sustenta la iniciativa liderada por el neonatólogo del Clínic Francesc Bonet y la enfermera del mismo Servicio de Neonatología Ángela Arranz, con el objetivo de dar un paso más allá en la asistencia e implicar a los familiares más directos en el programa de evaluación y atención individualizada para el desarrollo neonatal.

Cuando nace un niño prematuro –antes de la semana 37 de gestación–, los servicios de neonatología de los hospitales implantan un programa de atención individualizada para cada caso, sobre todo en aquellos bebés cuya estancia en el hotel se prevé más prolongada.

Este programa incluye una serie de cuidados que mejoran la evolución del niño, pues se trata de evitar que sufran secuelas futuras y garantizar en lo posible la madurez de todos sus órganos y tejidos. En esta línea, el equipo del Clínic, que participa en un proyecto estatal para humanizar más la asistencia neonatal, propone la implicación de las familias y personas cercanas al bebé en todo el proceso.

La iniciativa incluye a los padres, abuelos y otros familiares directos en la asistencia del recién nacido. Desde principios de octubre, el Servicio de Neonatología abre sus puertas las 24 horas al día a los familiares que pueden ayudar a un mejor desarrollo de los prematuros.

La implantación de esta iniciativa supone nuevas formas de trabajar, especialmente en el equipo de enfermería, ya que es el colectivo que interactúa más directamente con los padres y familiares al frente de los cuidados del prematuro.

Los padres, además de ayudar en la alimentación y la higiene del niño, apoyan durante la realización de ciertas técnicas, como extracción de analíticas o colocación de vías, actuando como tranquilizadores de sus hijos. En este programa es de especial interés acompañar a los hijos cuando manifiestan intención de interactuar, en el momento de dormir o en otras ocasiones aliviando su estrés.

Esta iniciativa también es importante en el caso de los gemelos, ya que los padres acumulan el doble de trabajo. En ambas situaciones, el esfuerzo y la tensión emocional conduce a los padres al agotamiento. El servicio apuesta por implicar a terceras personas en el proceso y ha editado un folleto informativo donde se explica la importancia de esta posibilidad.

Otro aspecto importante para el bienestar y el desarrollo de los bebés es controlar la intensidad de la luz y el ruido ambiental de las unidades de prematuros. El servicio dispone de un sonómetro dentro de la unidad para modular el ruido.