.

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El 46 por ciento de los consumidores de turrón todavía antepone la marca, el sello de calidad y el sabor al precio, según revela un estudio de la agencia Zenithmedia Valencia dado a conocer hoy.

El informe señala que, ya que las ventas no están aumentando, el sector se está reinventando, desde el punto de vista comunicativo, con actuaciones tácticas y estratégicas que apuntan hacia un uso mucho más racional de la televisión en las campañas publicitarias.

Otro de los aspectos que apunta el informe es que, en la mayoría de casos, el consumidor de turrón se guía por los fabricantes que le ofrecen una mayor confianza, junto a los que tienen más tradición en el mercado.

No obstante, otra de las preferencias que tienen en cuenta a la hora de llevarse el turrón a casa es el sello que reconoce que se trata de un producto de calidad. Estas dos premisas, junto al sabor, son las tres prioridades que el comprador tiene en cuenta antes que el precio.

Pese a la estacionalidad, la altísima concentración en el tipo de superficie donde se vende el producto –hipermercados en su mayoría– y el estancamiento de ventas, el estudio hace referencia a las alternativas que está siguiendo el sector con marca. Así, las tendencias en este sector apuntan hacia el consumo personalizado en porciones y los preparados multiproducto. También se hace referencia a los abrefáciles, los productos dietéticos, y sin azúcar, o las ediciones limitadas.

Según destaca el propio estudio, se trata de un sector «complicado», donde de hecho, los fabricantes de marca se juegan sus ventas a una única carta, la Navidad, momento en el que se vende entre el 80 y el 85% del total anual.

No obstante, el principal inconveniente es la marca blanca. Frente a este hecho, los fabricantes con marca están dirigiendo la innovación a atender las peticiones y preferencias del cliente, aspectos que la marca blanca no contempla, aseguraron.