.

Un tercio de los ciudadanos cree que su papel es «irrelevante» para mejorar la actual situación económica

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Electrodomésticos y electricidad son los sectores mejor valorados por los consumidores por sus esfuerzos en materia de sostenibilidad y responsabilidad, según se desprende del informe «Consumo Responsable y Desarrollo Sostenible, ¿qué opinan los españoles?», llevado a cabo por el Club de Excelencia en Sostenibilidad en colaboración con Nielsen y el ministerio de Trabajo e Inmigración.

El estudio, presentado hoy en Madrid en el marco de la VI Jornada sobre Responsabilidad Corporativa para la Alta Dirección de la Empresa, también constata que la mayoría de los encuestados tiene «un gran desconocimiento» sobre las actuaciones relacionadas con el consumo responsable y el desarrollo sostenible de las empresas y las administraciones.

Así, los ciudadanos relacionan estos aspectos con iniciativas medioambientales por lo que llevan a cabo actuaciones relacionadas con el reciclaje de residuos o el uso racional de recursos energéticos, según destacó en la presentación del documento el secretario general del Club de Excelencia en Sostenibilidad, Juan Alfaro.

Por este motivo, los consumidores reclaman tanto a empresas como a administraciones «una mayor transparencia e información» sobre sus actuaciones en materia de consumo responsable y desarrollo sostenible. Además, los ciudadanos diferencian la actuación de las grandes empresas –ante los que se muestran más escépticos– de la de las pymes, con las que son menos exigentes.

De cualquier modo, según Alfaro, el estudio refleja «una honda insatisfacción por parte de los españoles» que son conscientes de las graves consecuencias de esta situación, por lo que demandan «legislar, educar y formar» para promover el consumo responsable y el desarrollo sostenible.

En opinión de Alfaro, las empresas y administraciones se encuentran ante «una oportunidad» si consiguen dar respuesta «a las necesidades insatisfechas de los ciudadanos y consiguen posicionarse adecuadamente».

PAPEL IRRELEVANTE

En cuanto a la situación actual, los encuestados coinciden en tener «una visión escéptica» de la labor de los países desarrollados, las administraciones y las empresas, –considerados «agentes clave» de la situación económica, social y ambiental–, «unida a una sensación de impotencia», indicó Alfaro.

Respecto al papel de los propios consumidores, un tercio opina que su papel es «irrelevante» mientras que otro tercio tiene una actitud «más proactiva y predispuesta a ciertos cambios».