.

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

Un total de 12 Estados miembros de la Unión Europea, entre los que no está España, y 9 países terceros han recibido carne de cerdo contaminada con dioxinas procedente de Irlanda, según los datos de la Comisión Europea.

En concreto los países que han recibido este tipo de carne son: Italia, Alemania, Países Bajos, Polonia, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Reino Unido, Portugal y Chipre, y 9 países terceros, Japón, Rusia, Singapur, EEUU, Canadá, Suiza, China, Hong Kong y Corea.

Bruselas ha pedido a todos los países afectados que intercepten toda la carne porcina recibida de Irlanda y analicen el nivel de dioxinas.

“La Comisión está siguiendo muy de cerca este incidente de contaminación para garantizar la protección de la salud pública”, dijo la comisaria responsable de Salud, Androulla Vassiliou. Vassiliou aseguró que de momento el Ejecutivo comunitario está “satisfecho” con la decisión de Irlanda de retirar la carne de cerdo del mercado y no ve de momento necesario adoptar nuevas medidas, aunque tampoco lo descarta.

Bruselas convocó para este lunes por la tarde una reunión con expertos de todos los Estados miembros de la UE afectados para garantizar una “actuación armonizada”. El incidente será analizado también por los expertos veterinarios de los Veintisiete en sendas reuniones ordinarias previstas para el miércoles y el viernes.

El Ejecutivo comunitario pedirá a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria un “análisis urgente” sobre los riesgos para la salud pública de la carne de cerdo contaminada y sobre qué artículos compuestos pueden también haber resultado afectados. No obstante, Vassiliou señaló que los posibles efectos negativos sobre la salud se deben normalmente a un alto nivel de exposición a las dioxinas durante un largo periodo de tiempo, mientras que una exposición más breve no tiene un impacto negativo.

La comisaria de Salud explicó que el pienso que está en el origen de la contaminación ha llegado también a otras explotaciones ganaderas aunque de momento las lecherías no se han visto afectadas. Como medida de precaución las explotaciones afectadas han sido bloqueadas y se está analizando si la carne de bovino está contaminada.