.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Facua considera que la primera subida trimestral de la luz propuesta por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para 2009, es “desmedida”, y reclama al departamento que dirige Miguel Sebastián que “deje de diseñar las políticas eléctricas de espaldas a los usuarios y dé una participación real y efectiva a las asociaciones de consumidores más representativas”.

La organización de consumidores criticó hoy que el Ministerio “vuelve a ponderar los intereses del sector eléctrico por encima de los de los consumidores pese a la coyuntura económica que padecen millones de familias”.

La asociación también subrayó la “opacidad” de Industria en relación a la propuesta que ha remitido a la Comisión Nacional de Energía (CNE). “Por primera vez, el comunicado de prensa emitido por el Ministerio no recoge las subidas en porcentajes, sino en valores absolutos, indicando que el “consumidor doméstico” verá incrementado su recibo en una media de 1,10 euros al mes”, indicó Facua.

Las subidas oscilarán, en función de la tarifa contratada, entre el 0 y el 3,5% en la cuota fija (término de potencia) y entre el 2,6 y el 5,6% en la cuota variable (término de energía).

En este sentido, Facua recordó que en 2008 la luz ha subido una media del 9,1%, lo que considera “excesivo” porque supone “unas cuatro veces el IPC interanual previsto”. El Ministerio aprobó una subida media del 3,3% en enero y del 5,6% en julio.

FUTURA TARIFA DE ÚLTIMO RECURSO.

Asimismo, la asociación indicó que a mediados de 2009 la actual tarifa regulada será sustituida por la denominada tarifa de último recurso (TUR), a la que podrán acogerse todos los usuarios domésticos que no quieran contratar tarifas del mercado libre.

Facua señaló que actualmente “sigue siendo una incógnita” si el Ministerio intentará expulsar a los usuarios al mercado libre aplicando una gran subida al configurar la TUR. “En este sentido, hay que tener en cuenta que las actuales ofertas que presentan las comercializadoras eléctricas no resultan realmente atractivas, ya que implican descuentos insignificantes con respecto a la tarifa regulada”, añadió.

DÉFICIT DE TARIFA.

Por otro lado, la asociación insistió en que el denominado déficit de tarifa que las eléctricas pretenden eliminar con grandes subidas tarifarias “está magnificado” por la “opacidad” que existe en el ámbito de la generación, -en manos de unos pocos operadores dominantes, fundamentalmente Endesa e Iberdrola-, lo que, a su juicio, “viene favoreciendo distorsiones en el precio del kWh”.

Facua advirtió de que antes de valorar cómo y cuándo se acaba con ese déficit “habrá que cuantificarlo eliminando los excesos tarifarios que se hayan podido producir en los precios de generación”.

En opinión de la asociación, “los miles de millones de euros de beneficios anuales de las empresas eléctricas -por ámbitos del negocio distintos a los ingresos generados por la tarifa que pagan los usuarios domésticos- no justifican precisamente la urgencia con la que exigen la eliminación de ese déficit teniendo en cuenta la actual coyuntura económica que sufren los consumidores españoles”.