.

LOGROÑO, 21 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de La Rioja alertó hoy ante la posible venta de aceite contaminado «fuera de los cauces establecidos», ya que se ha encontrado una partida de aceite robado, que, al parecer, podría haber sido mezclado con «Antiespumante 1510» que, fuera de unas determinadas proporciones, puede provocar diarreas.

En la mañana del pasado jueves, se presentó una denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Aldeanueva de Ebro por el robo de 1.750 litros de aceite de oliva virgen de calidad ecológico y aceite de oliva convencional, informó la Guardia Civil en un comunicado.

Tras las primeras investigaciones, los agentes localizaron, en una escombrera abandonada en Rincón de Soto, 550 litros del aceite sustraído, repartido en 22 garrafas de 25 litros cada una.

Los autores del robo, según las investigaciones, habrían traspasado el aceite a una garrafas en las que figuraba una etiqueta con la palabra «Antiespumante 1510»; una sustancia que, según la información obtenida en el Instituto Nacional de Toxicología de Madrid, es de uso alimentario, pero sólo en unas determinadas proporciones y, fuera de éstas, puede provocar diarreas.

La Guardia Civil alerta de que todavía quedan 1.200 litros de aceite por recuperar, y de que los autores del robo pueden estar intentando vender el aceite a particulares y empresarios de la restauración.

Por eso, «se informa a los ciudadanos de que si les ofrecen comprar aceite fuera de los cauces establecidos para su venta, se abstengan de su compra y se pongan en contacto con la Guardia Civil».