.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Expertos del Foro Interalimentario aconsejó hoy en un comunicado comprar alimentos crudos frescos embarquetados o envasados en origen, para asegurar que el producto no ha entrado en contacto con posibles agentes contaminantes durante los procesos de transporte, exposición y venta, y evitar así posibles intoxicaciones durante la Navidad.

Según destacaron, con esta presentación puede beneficiarse del envasado en atmósfera protectora, muy importante en alimentos como la carne, ya que aumenta su higiene, su seguridad, su duración comercial y permite mantener en el etiquetado toda la información sobre trazabilidad.

Además, añadieron que a la hora de adquirir productos frescos como carne o pescado, se ha de observar que, según sus necesidades, estén en expositores, vitrinas o cámaras refrigeradas y bien separados entre ellos.

A su vez, el Foro Interalimentario recordó que durante la compra hay que tener muy en cuenta ciertos aspectos, como realizarla en establecimientos autorizados, que cumplan toda la normativa sanitaria relativa a la limpieza de las instalaciones y la correcta conservación y manipulación de los alimentos, y subrayaron que no deben comprarse productos cuyos envases, envoltorios o etiquetas estén deteriorados o aquellos que presenten alteraciones en su color, olor o textura.

En cuanto al momento de la compra, los expertos recomiendan adquirir en primer lugar aquellos alimentos que no requieren condiciones especiales de conservación, y dejar los productos refrigerados o congelados para el final, para conseguir mantener de esta manera la cadena de frío durante el mayor tiempo posible.

MANIPULACIÓN DOMÉSTICA

Por otro lado, recuerdan que la manipulación doméstica, la conservación y el cocinado en el hogar son aspectos clave para mantener los atributos higiénicos y las cualidades nutritivas de los alimentos, y señalan que los alimentos que necesiten refrigeración o congelación deben guardarse inmediatamente en los compartimentos adecuados, poniendo especial cuidado en separar los alimentos crudos de aquellos ya cocinados, sorteando así posibles contaminaciones cruzadas, sin interrumpir la cadena del frío.

En el momento de manipular y cocinar, además de reforzar la higiene personal, indican que se ha de tener especial cuidado no reutilizar los mismos utensilios de cocina para todos los alimentos, siendo lo más adecuado emplear para cada producto utensilios limpios.

Respecto a los aspectos nutricionales, destacan la importancia de comer de todo con moderación, compensando las comidas más señaladas y copiosas con otras a base de alimentos más digestibles y menos calóricos. Por ello, señalan que las verduras, especialmente crudas, hervidas o a la plancha, no deben faltar en los menús navideños, bien como entrantes o como acompañamiento de los platos principales.

Por otro lado, los expertos recomiendan evitar el sedentarismo y realizar alguna actividad física moderada que, además de una de las claves fundamentales para gozar de una buena salud, ayudará a «quemar» los excesos en la mesa.