.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) advierte de la importancia de vigilar la hidratación durante las fiestas navideñas, y recuerda que la ropa de abrigo, la calefacción, las compras navideñas, las prisas y las aglomeraciones hacen que el cuerpo pierda más líquido.

Así, los expertos recomiendan desprenderse de prendas de abrigo cuando se va a pasar tiempo en recintos cerrados y con calefacción, ya que la sudoración hace que se pierda el equilibrio hídrico; y mantener un consumo regular de líquidos, ya que las bajas temperaturas pueden hacer que no se sienta sed, lo que no implica que el organismo este correctamente hidratado.

Al mismo tiempo, aconseja llevar una botella de bebida ayuda a recordar que se deben beber pequeñas cantidades cada poco tiempo; ingerir frutas y verduras en la dieta diaria ya que son alimentos con gran contenido hídrico; y evitar el alcohol, pues su efecto diurético hace que se necesite beber más líquido para contrarrestar esa deshidratación.

Asimismo, explica que los excesos en el consumo de alcohol y las comidas copiosas, frecuentes durante las celebraciones navideñas, también favorecen la deshidratación. Así, explica que si, tras un día u noche de excesos, aparece la sensación de sed, significa que se está sufriendo algún tipo de deshidratación. En este caso recomienda ingerir, además de agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos, caldos, etc. para reponer las pérdidas hídricas.