.

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

La directora del Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas de la Universitat de València, Petra María Pérez, recomendó hoy «pensar en el niño», en su edad, gustos, aptitudes y momento evolutivo, a la hora de comprar juguetes, y destacó como especialmente importantes los juegos en los que los pequeños pueden jugar y compartir con otros.

La experta recomienda a los padres, asimismo, que estén «muy atentos» a las cajas de los videojuegos para evitar contenidos violentos o sexuales que «no son positivos» para los pequeños, y que lean revistas y catálogos donde ya se da una idea sobre lo que se va a ver en el juego. Y es que, según dijo a Europa Press Televisión, existen algunos que son «claramente nocivos».

Pérez destacó la importancia del juego y del juguete en el niño, ya que con ellos los pequeños «se apropian del mundo, aprenden competencias emocionales y sociales básicas, como dilatar la gratificación o superar la frustración», reproducen comportamientos adultos y «aprenden a vivir».

De ahí la importancia a la hora de elegir y comprar los juguetes. En este sentido, indicó que los adultos tienen que pensar «mucho» en el pequeño, «en su edad, en su momento evolutivo, en sus aptitudes, si es más o menos sociable…», y no en quedar bien con ellos o ante otros familiares.

Desaconsejó también el llamado «juguete revancha», aquel que el padre no tuvo de pequeño y le compra a su hijo aunque sea muy pequeño, y optó por aquellos con los que el niño «puede montarse su propia historia».

«En lo que nunca vas a errar es al comprar un juguete con el que niño pueda jugar con otros niños», señaló Pérez, quien comentó que en todas las encuestas que han realizado año tras años los pequeños siempre destacan como característica principal de su juguete favorito, el poder jugar con otros niños.

APRENDER NORMAS DEMOCRÁTICAS

En este sentido, la experta destacó la importancia de los juegos de reglas o de mesa, con los que los niños tienen que esperar turnos y aprender unas reglas, con lo que también «están aprendiendo las normas democráticas». Con los juguetes compartidos, añadió, los menores «se socializan y aprenden a compartir».

Pérez aconseja a los padres que tengan especial cuidado con los videojuegos y sigan los símbolos del Código Pegi para saber a qué edad van destinados y cuáles son sus contenidos, ya que muchos de ellos incluyen vocabulario soez, contenido sexual o violencia.

Al respecto, comentó el caso de uno de los videojuegos «más vendidos» con un nombre que «suena como a santo y compran los padres», y que recrea una ciudad de la que se han «adueñado» el crimen, la prostitución y la droga.

Ante estos casos, incidió en la importancia de leer las cajas e incluso «pedir revistas en la tienda» con información sobre los juegos, ya que «frases como «nunca la violencia ha llegado tan lejos», o «la adrenalina te subirá»», dan una idea del contenido del videojuego.

UMBRAL DE VIOLENCIA

Pérez afirma que no todos los niños que ven un videojuego violento «van a poner en marcha esas actitudes» agresivas, pero sí advirtió de que «va a ir subiendo el umbral de admitir la violencia» y en ocasiones «pueden ser modelos a seguir».

La experta, que abogó por que los juguetes se regalen durante todo el año y no en un único período, señaló también que «afortunadamente» se van superando los roles masculinos y femeninos en los juegos, y que los niños, que «reproducen la vida de los adultos», cada vez ven menos extraño jugar con cosas asociadas a las chicas, ya que «ven cómo sus padres cambian pañales o van a la compra».

Por último, Pérez indicó que los niños «no pueden procesar toda la información» de hacerse con 17 ó 18 regalos en un día como el de Reyes, por lo que «es mucho mejor ir guardando» los regalos a los que menos caso hacen «para otro momento».