.

VALENCIA, 07 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) en la Comunitat Valenciana, Martín Quirós, cifró hoy en un 10 por ciento el aumento de la afluencia de público en el primer día de rebajas en comparación con 2008, con datos de las 12.00 horas.

Martín Quirós destacó en un comunicado que creen que, ante la evolución de la campaña navideña y las grandes ofertas que se presentan, éstas «van a ser las mejores rebajas de la historia, y más después de comparar la afluencia de público que estamos teniendo las grandes superficies en este primer día con el mismo dato del año 2008».

A las 12.00 horas, la afluencia de compradores había aumentado un 10 por ciento en relación con 2008, una tendencia que esperan que «se mantenga y se incremente durante todo el mes». «Estamos seguros de que los próximos días van a convertirse en un récord de asistencia y de ventas en periodo de rebajas de inicio de ejercicio», manifestó.

Según las previsiones realizadas por el portavoz de Anged, «los artículos más demandados durante esta temporada de rebajas serán la confección, la zapatería y los complementos, así como aquellos que son básicos para el equipamiento del hogar» como electrodomésticos, muebles, menaje y textiles.

Según la organización, las rebajas nacieron como consecuencia de la necesidad que tiene el comerciante de dar salida a la mercancía de moda antes del fin de temporada, «por lo que se pueden encontrar descuentos muy importantes que, en determinados artículos, pueden alcanzar el 70% en las grandes superficies de la Comunidad Valenciana».

El portavoz de Anged recordó los «Cinco Mandamientos de las Rebajas», que deben servir para ayudar a preservar los derechos del consumidor: los productos que un consumidor puede adquirir durante las rebajas deben estar totalmente garantizados, ya que debe tratarse de los mismos artículos de temporada a precios más bajos; ningún comercio puede ofrecer como rebajada mercancía defectuosa o deteriorada¡ y todos los establecimientos deben mantener su política de cambios y devoluciones durante este así como todos los servicios existentes durante el resto del año, incluidos los medios de pago y las condiciones de crédito habituales.

Asimismo, el consumidor tiene derecho a que los establecimientos comerciales lleven a cabo una «correcta actuación en materia de fijación de precios y descuentos», acorde a la legislación vigente en materia de rebajas y todos los artículos rebajados «deben estar debidamente señalizados, con su correspondiente etiqueta y, en su caso, en carteles indicadores, de forma que sea sencillo para el consumidor conocer los precios y la cuantía de la rebaja».