.

La medida de sobrecargos en las facturas afectadas ronda los dos euros, según la organización

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La nueva facturación mensual de la luz acompañada de una lectura bimestral de contadores «sólo conduce a la desinformación y al derroche», indicó hoy un portavoz de la organización a Europa Press, en respuesta a las declaraciones del ministro de Industria, Miguel Sebastián, sobre esta cuestión.

Sebastián aseguró hoy que el Gobierno no modificará la reciente norma que obliga a las eléctricas a facturar de forma mensual, ya que el nuevo mecanismo es un derecho de los consumidores que les permite disponer de más información. Además, afirmó que, en caso de que se hayan producido abusos, deberán ser corregidos de forma inmediata.

«Da la sensación de que el ministro no lee sus facturas o no se está dando cuenta de lo que ocurre», señalan en la organización de consumidores, que considera que Industria «no midió las consecuencias» al poner en marcha la nueva facturación mensual.

Para Facua, los recibos mensuales generan «desinformación», ya que ninguno de ellos refleja el consumo real. Mientras el del primer mes se realiza sobre una estimación, el del segundo suma el dato real de consumo de los dos meses, de modo que «el usuario no sabe cuánto consume cada mes», señala la organización.

Además, el mecanismo «fomenta el despilfarro», puesto que la primera factura es muy pequeña, lo que «confunde al consumidor» y le anima a relajar sus hábitos, asegura la organización.

El mayor depilfarro y el cobro de energía consumida a finales de diciembre como si se tratara de energía de enero, a la que se aplicó una subida de tarifas, contribuye a que las eléctricas «ingresen más dinero por las irregularidades», según Facua.

Para la organización, que recuerda que los consumidores nunca pidieron a Industria un mecanismo de facturación mensual con lectura bimestral, «sólo hay dos soluciones para esta regulación realizada con los pies y sin pensar».

La primera opción pasa por regresar al anterior mecanismo de lectura y factura bimestrales, mientras que la segunda opción consiste en que no sólo el recibo, sino también la lectura del contador, se hagan de forma mensual.

DOS EUROS DE SOBRECARGO.

Facua dice haber analizado ya 10.000 facturas de la luz a través de la aplicación «web» creada en Internet para recoger las reclamaciones de los consumidores.

En estas facturas, ha detectado una media de dos euros de recargo en las facturas mal calculadas, así como una estimación a la baja del 40% en los recibos del primer mes. Esta diferencia es la que se traslada al segundo mes y, en algunos casos, provoca un sobrecoste por penalización por consumo excesivo.

Hasta el momento, Andalucía y Baleares han sido las dos únicas comunidades autónomas que obligarán a las compañías eléctricas a refacturar.