.

Un total de 300 consumidores evalúan la calidad de la nueva gama de colchones de IKEA

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El director de la Clínica del Sueño del Instituto Dexeus de Barcelona, el doctor Eduardo Estivill, insistió hoy en que «no es lo mismo dormir que descansar» por lo que recomendó a los consumidores la compra de un colchón adaptado «a nuestro peso y talla».

«Muchas veces dormimos pero nos levantamos con la sensación de no haber descansado y esto se produce porque no hemos alcanzado un sueño profundo», explicó Estevill, que recientemente ha asesorado a la compañía sueca IKEA en el desarrollo de un test entre 300 usuarios para analizar la calidad de una nueva gama de colchones.

Por este motivo, Estevill consideró «primordial» contar con «una adecuada superficie de descanso». En su opinión, «no existe el colchón ideal» ya que un colchón blando «puede ser más adecuado para una persona gruesa y uno duro para una persona delgada, al contrario de lo que la gente piensa», reveló.

Respecto a los resultados del test llevado a cabo por IKEA, calificado de «pionero» por la compañía, el 90 por ciento de los participantes aseguró «haber obtenido una buena sensación de descanso» en los colchones testados mientras que más de un 85 por ciento reveló «despertarse bien y recuperado físicamente».

Los participantes en el estudio –a cuya convocatoria acudieron cerca de 53.000 personas– tuvieron que probar los colchones durante dos semanas en sus casas. Las personas seleccionadas recibieron asesoramiento especializado en las tiendas IKEA, que les entregaron «un colchón adecuado» a su constitución morfológica.

Además, un 90 por ciento de los participantes consideró que el colchón era cómodo «a pesar de que la pareja se mueve mucho durante la noche». Asimismo, un 84 por ciento declaró que el colchón utilizado proporcionaba «una temperatura agradable durante la noche».

Según recuerda Estivill, «la temperatura influye de forma importante en la calidad de nuestro descanso». «Una temperatura elevada produce un sueño más superficial mientras que una temperatura excesivamente fría, provoca múltiples despertares», reveló.