.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Al menos el 40 por ciento de la población española menor de 60 años padece hipertensión arterial (HTA) y el índice llega hasta el 65 por ciento a partir de la edad de jubilación, según informó hoy la presidenta de Sección de HTA de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la doctora Pilar Mazón, durante la reunión anual de cardiólogos que se celebra estos días en Oviedo.

La HTA es el factor de riesgo cardiovascular con más prevalencia entre la población y al que se le atribuye una mayor mortalidad. Además, no solo está relacionado con la cardiopatía isquémica, sino también con la enfermedad cerebrovascular y la insuficiencia renal.

A pesar de que ha aumentado de forma considerable el diagnóstico de la HTA, y un amplio porcentaje de pacientes recibe tratamiento, «todavía no la controlamos adecuadamente, ni siquiera en la mitad de los pacientes», explicó la doctora Mazón. Por este motivo, resulta «clave» no considerar la HTA como un «factor aislado», sino contemplarla desde un abordaje global en el que intervienen recomendaciones de cardiólogos, nefrólogos, endocrinólogos, internistas y médicos de atención primaria.

En este sentido, los primeros resultados del estudio «CardioCare» –realizado en colaboración con Boehringer-Ingelheim– ponen de manifiesto la elevada prevalencia de la hipertensión arterial y/o hipercolesterolemia en el 70 por ciento de la población analizada como factores principales de riesgo cardiovascular. Asimismo, de los datos se desprende que la mitad de los pacientes que acuden a las consultas de cardiología están diagnosticados de cardiopatía isquémica, la primera causa de muerte en hombres y la segunda en mujeres en España.