.

La mayoría cree que los lácteos son «indispensables» en la dieta y que son difíciles de sustituir por otros alimentos

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El 80 por ciento de los médicos de Atención Primaria (AP) considera «insuficiente» el consumo de lácteos que realizan sus pacientes, según dos encuestas realizadas a 800 médicos por la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), en congresos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC).

En el marco del Plan de Nutrición, Salud y Comunicación de Productos Lácteos 2007-2010, FeNIL preguntó a 311 expertos de SEMERGEN sobre la relación de los lácteos con la salud cardiovascular y a unos 498 de SemFYC, sobre las recomendaciones que los médicos de AP realizan a sus pacientes ancianos en relación con los lácteos.

Los resultados de estas dos encuestas señalan que el 95 por ciento de los médicos piensa que los lácteos son indispensables en la dieta y el 81 por ciento no cree que su contenido nutricional se pueda conseguir con otros alimentos, por lo que el 48 por ciento recomienda consumir entre 2 y 3 raciones de lácteos al día, mientras que el 39 por ciento apuesta tomar más, hasta 4 raciones diarias.

Respecto al tipo de lácteos recomendados, el 70 por ciento considera que los lácteos enteros deben consumirse con moderación por su contenido calórico. Así, un 35 por ciento aconseja consumir desnatados en lugar de enteros, mientras que un 45 por ciento sólo hace esta recomendación a pacientes con enfermedad cardiovascular.

En relación con los beneficios para la salud que asocian al consumo de lácteos, el 31 por ciento menciona la reducción de los niveles de colesterol; un tercio menciona su papel para controlar el peso y sólo 1 de cada 5 reconoce su beneficio contra la hipertensión.

LOS MAYORES, «INSUFICIENTES» LACTEOS

El 87 por ciento de los médicos de AP hacen recomendaciones nutricionales a sus pacientes ancianos, entre ellas tomar lácteos, ya que la mayoría (80%) cree que este sector de la población consume una cantidad insuficiente de lácteos, pese a que se trata de alimentos de especial interés para ellos por su densidad de nutrientes.

El 50 por ciento de los médicos que contestaron a la encuesta recomienda a sus pacientes mayores consumir lácteos desnatados, mientras que el 34 por ciento recomienda enteros, a no ser que el paciente presente niveles elevados de colesterol.

Según la responsable del Plan de Nutrición, Salud y Comunicación de Productos Lácteos, Almudena López Matallana, a pesar de que la mayoría de los médicos y los consumidores son conscientes de los beneficios nutricionales de los lácteos, «aún queda mucho por hacer en la transmisión correcta de estos beneficios».