.

La Comunidad de Madrid lamenta la gestión del INC y anuncia la retirada de la crema facial alertada por la UE «en la próximas horas»

((Esta noticia está vinculada a la anterior sobre el mismo tema))

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Instituto Nacional de Consumo (INC) recordó hoy a las comunidades autónomas que son las responsables de la detección y retirada de todos aquellos productos incluidos en el Sistema de Alerta Rápida para Productos No Alimentarios (RAPEX), a raíz de la denuncia formulada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que ha detectado en la Comunidad de Madrid la presencia de cremas faciales prohibidas por la UE por sus posibles efectos sobre la salud.

En declaraciones a Europa Press, fuentes del INC aseguraron «no tener competencia» en la detección, control y sanción que llevan a cabo las comunidades. «¿Para qué está entonces la alerta?», se preguntaron.

Sin embargo, desde la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid calificaron de gestión «no correcta» la notificación de esta alerta por parte del INC. «No hemos recibido información al respecto», insistieron, al mismo tiempo que lamentaron que la OCU «tampoco se haya puesto en contacto» con ellos.

De todos modos, las mismas fuentes precisaron que «en las próximas horas», se procederá a «la búsqueda y retirada» de la crema facial de día de la marca italiana «Collistar», que posee una sustancia denominada «bishydroxyethyl biscetyl malonamide», prohibida por la Unión Europea por posibles efectos carcinogénicos, mutagénicos o tóxicos.

Según la Directiva de Cosméticos de la UE (76/768/CEE), esta sustancia no debería formar parte de ningún cosmético, por lo que su venta es considera «ilegal». Precisamente, la OCU consideró hoy «inaceptable la inoperancia de la Administración española» que, en su opinión, es «incapaz» de garantizar la seguridad de los productos y la protección de los consumidores.

Por ello, la asociación aconseja a los consumidores no adquirir este productos hasta que no cambie su composición. Asimismo, aquellos usuarios que ya lo hayan adquirido, deberán dirigirse a sus establecimientos para devolverlo y exigir la devolución de su importe, recuerda la OCU.