.

Industria y Sanidad viven una «guerra soterrada» sobre quién defiende al consumidor eléctrico, según la asociación

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La Unión de Consumidores de España (UCE) presentó hoy sendas denuncias ante la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y el Instituto Nacional de Consumo (INC) en contra de las principales compañías eléctricas por su práctica «abusiva e ilegal» de emitir facturas eléctricas conforme a estimaciones.

En concreto, la denuncia va dirigida contra Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, E.ON e Hidrocantábrico, y parte de que el texto refundido de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios considera ilegal el cobro de productos o servicios no usados o consumidos de manera efectiva.

El portavoz de UCE, Dacio Alonso, explicó en rueda de prensa que las denuncias piden tanto a la CNE como al INC la apertura de expendientes sancionadores a las eléctricas, y advierte de que estas penalizaciones, según la legislación, pueden alcanzar hasta el 10% del beneficio de las empresas.

«Al no hacerse una facturación de forma efectiva, se conculca un principio básico del derecho de los consumidores», advirtió Dacio, quien sostuvo que las compañías eléctricas han pasado a ocupar el primer puesto en la clasificación de sectores con mayor número de reclamaciones y que las asociaciones de consumidores se encuentran «colapsadas» ante el gran número de denuncias recibidas sobre las facturas de la luz.

Las eléctricas practican «la cultura del monopolio de un sector hiperregulado» y «han demostrado que no están en condiciones de pasar a un mercado liberalizado» como el que a partir del primer semestre se pondrá en marcha, en el que los consumidores domésticos podrán elegir entre una comercializadora o una tarifa regulada, conocida como Tarifa de Último Recurso (TUR).

La norma del Ministerio de Industria que obliga a las eléctricas a emitir facturas mensuales, pese a hacer lecturas bimestrales, ha generado problemas en la emisión de recibos que, para UCE, responden en algunos casos a «errores» y en otros «a abusos».

Industria está preparando un real decreto en el que fija criterios comunes para las estimaciones a partir de las cuales se emite el recibo que no corresponde al mes en que se realiza la factura rela. No obstante, la denuncia de UCE ante la CNE y el INC arremete precisamente sobre el carácter estimado de estas facturas.

«GUERRA SOTERRADA».

Por otro lado, Alonso denunció que, con la reciente creación de una oficina de defensa del consumidor, Industra ha generado una «guerra soterrada» con el Ministerio de Sanidad y Consumo acerca de quién defiende al consumidor eléctrico.

La norma de Industria sobre la tarifa mensual ha provocado una «gran contradicción» al desproteger al consumidor, cuando se elaboró con el propósito contrario, y supone un «desacierto a todas luces» que demuestra que «no se puede crear un mercado libre a golpe de BOE», señaló el portavoz de UCE.

En su opinión, el departamento dirigido por Miguel Sebastián ha creado un «colapso normativo» y una confusión entre si deben ser las comunidades autónonas, el Estado o el mismo Ministerio de Industria el encargado de defender al consumidor doméstico de energía.