.

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

El 85 por ciento de las mujeres se sienten «desconcertadas» ante la llegada de menopausia, que puede provocar sofocos, insomnio ocasional, nerviosismo, irritabilidad y trastornos urinarios, como consecuencia de la disminución progresiva y natural de estrógenos. Este proceso comienza unos cinco años antes de la menopausia y se prolonga hasta los 65 años para dar paso a la senectud, según los especialistas en «Gine Mama» del Hospital Casa de Salud.

Los médicos recomiendan resolver todas las dudas con el especialista para poder encarar esa etapa de acuerdo con los antecedentes familiares, clínicos y personales de cada mujer, ya que la menopausia «no deja de ser un proceso normal que experimentan todas las mujeres con el paso del tiempo», según informaron fuentes del Hospital Casa de Salud en un comunicado.

La mujer, por su constitución biológica, «padece profundos cambios fisiológicos a lo largo de su vida. Desde la primera regla hasta la menopausia, son muchas las etapas vitales por las que pasa, y en todas ellas se producen fuertes cambios emocionales, hormonales y sobre todo sociales que inciden en su salud y que muchas veces, desconocen», señalan los especialistas.

Por este motivo, el Hospital Casa de Salud dispone de una unidad integral de asistencia médico-sanitaria especializada en el cuidado total de la mujer. Está constituida por un equipo de cinco doctores especialistas en Ginecología, Obstetricia y Senología, encargados de informar, diagnosticar, tratar y revisar cada caso que se les presenta.

Esta unidad de «Gine Mama» del Hospital Casa de Salud ofrece asistencia directa en más de 17 campos distintos englobados en cuatro principales bloques como son obstetricia, ginecología, senología y menopausia, climaterio y osteoporosis. De esta manera, estas instalaciones ofrecen «el cuidado más completo para mejorar el desarrollo saludable de una mujer», indicaron desde el centro sanitario.

En cuanto a la asistencia en obstetricia, los médicos se encargan de realizar un control del embarazo, asistir el parto y el puerperio, y todo ello contando siempre con un servicio de guardia permanente.

Por su parte, la asistencia en ginecología es la que más posibilidades ofrece pues esta unidad está especializada en ginecología urológica, endoscópica, oncológica y ginecología en general, esto es, vigila todas las etapas vitales y cambios por los que va pasando una mujer.

Así, ofrece consultas que van desde la ginecología pediátrica y adolescente hasta el diagnóstico precoz de un cáncer de vulva, cuello de útero u ovarios o también revisiones y pruebas como la endometriosis pélvica o la cirugía endoscópica con láser. Además, completa sus servicios con ayuda para planificación familiar y anticoncepción o para esterilidad, infertilidad o abortos por repetición.

En senología, la unidad de «Gine Mama» del Hospital Casa de Salud está preparada para el tratamiento de la patología mamaria y su diagnóstico precoz. También está preparada para intervenir en caso de anomalías, defectos y reconstrucción mamaria tras un cáncer.