.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, se mostró hoy «seguro» de que el nuevo modelo de facturación mensual de la energía «es beneficioso para el consumidor», y advirtió a las empresas de que cualquier «mal hacer» que conlleve una vulneración de los «derechos de los usuarios» y «cobros abusivos» en los recibos les expondrá a «sanciones pertinentes».

Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso, Sebastián señaló que en otros países existe la factura mensual con lecturas bimestrales o incluso anuales del contador «sin que surjan problemas ni errores», de modo que si las empresas extranjeras pueden operar de esta manera, «está claro», a su juicio, que las eléctricas españolas «pueden hacerlo».

«Si no es así», afirmó, «estarán expuestas a sanciones por su mal hacer», aseveró, rechazando que se produzcan «cobros abusivos». «De lo que estamos seguros es de que la facturación mensual es beneficiosa», prosiguió Sebastián, quien afirmó que este pago debería afrontarse en los hogares con la misma frecuencia con la que se reciben nóminas o se responde a la mensualidad de la hipoteca.

El ministro explicó que en la actualidad la Comisión Nacional de la Energía (CNE) investiga por encargo de Industria presuntas irregularidades en la facturación mensual, y que en caso de que se detecte alguna se remitirá su contenido a las comunidades autónomas para que apliquen las sanciones.

En este sentido, recordó que Industria está elaborado una normativa «con los usuarios», que ya está en la fase de consulta pública, sobre el modo de aplicar la factura de una forma «lo más ventajosa posible» para los consumidores.

«AMPLIA COMPENSACIÓN» POR LA TARIFA NOCTURNA

Asimismo, defendió los cambios aplicados por el Gobierno en el régimen de tarificación de la electricidad, que supone un avance hacia «un mercado de libre competencia» en la comercialización del suministro eléctrico. En este sentido, defendió que Industria fijará los precios de las nuevas tarifas de último recurso para asegurar que incluyen los costes de generación y distribución.

Sebastián señaló que el establecimiento de las nuevas tarifas de discriminación horaria y social se orientó a proteger a los consumidores «más vulnerables y con problemas de ahorro y eficiencia energética, y aseveró que la situación de los consumidores acogidos a la taifa nocturna «se ha visto ampliamente compensada» por la puesta en marcha de las nuevas tarifas.