.

Los nefrólogos lanzan un plan de acción para mejorar el diagnóstico precoz y el manejo integral de los pacientes

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El 9,2 por ciento de la población española sufre enfermedad renal crónica (ERC) y el 6,8 por ciento insuficiencia renal crónica (IRC), según los datos del estudio «Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España» (EPIRCE), realizado por la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

Con motivo de la celebración hoy 12 de marzo del Día Mundial del Riñón, la SEN ha querido hacer hincapié en la importancia que tienen la detección precoz de las enfermedades renales y la prevención de los factores que más influyen en su desarrollo como la obesidad, el tabaquismo, la hipertensión arterial y la diabetes, entre otros.

El punto de partida para concienciar «tanto al paciente como al médico» ha sido el encuentro celebrado hoy en el Colegio de Médicos de Madrid bajo el título «Estrategias en Salud Renal», que ha permitido a los profesionales sanitarios asistentes intercambiar conocimientos y experiencias sobre la patología para poder aplicarlos en la práctica clínica diaria y así prevenir y tratar mejor esta enfermedad, informó SEN.

Este «plan de acción» pionero en España se basa en dos líneas básicas: el diagnóstico precoz de la enfermedad y el manejo integral del paciente. En este sentido, el proyecto pretende reducir la prevalencia de enfermos renales en los próximos años, así como impulsar nuevas políticas médicas que permitan mejorar la detección precoz de la enfermedad, ya que «el 12 por ciento de los españoles tiene la enfermedad y no lo sabe», explicó el presidente de la SEN, el doctor Alberto M. Castelao.

Por su parte, desde la detección y prevención tempranas de la enfermedad renal, las estrategias en salud renal de la SEN quieren «promover la atención integral del enfermo renal por un equipo multidisciplinar, entre nefrólogos y médicos de Atención Primaria, que permita optimizar la calidad de vida en los ámbitos sanitario, psicológico, social y laboral del paciente y, además, reducir los costes sociales asociados a la enfermedad renal», señaló el doctor Castelao.

UN 10% DE LOS ESPAÑOLES, CON RIESGO POTENCIAL DE ERC

Más de 500 millones de personas en todo el mundo padecen algún tipo de trastorno relacionado con el riñón, es por ello que «resulta imprescindible abordar las dolencias nefrológicas desde su mismo origen», apuntó presidente de la SEN.

«Si se tiene en cuenta que más del 40 por ciento de la población tiene riesgo potencial de padecer una ERC», mantener controlada la hipertensión –por debajo de 130/80 mmHg–, el colesterol –siempre menos de 160 mg/dL–, la glucosa en diabéticos –menor a 6,5–, no fumar y hacer deporte, «es la mejor medicina que podemos aconsejar a nuestros pacientes», subrayó este experto.

«Es importante hacer ver al paciente que él es el mayor responsable de su salud y que cuando tiene una enfermedad y acude al médico, ésta no se queda en la consulta, se la lleva a casa, y si no se cuida, se queda con ella toda la vida», aseguró.