Uno de cada tres españoles sufre trastornos de sueño, algunos por falta y otros por exceso, según expertos

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Aproximadamente un 30 por ciento de los españoles padecen trastornos relacionados con el sueño, ya sea por defecto o por exceso, según datos de la Asociación Española de Enfermos del Sueño (ASENARCO) presentados en el marco del Día Internacional de Sueño que se celebra hoy.

De esta cifra, sólo uno de cada 209 afectados acude a un especialista para tratar su problema, ya que, según el presidente de esta entidad, Virgilio Vicente, todavía hay muchas personas que «no se atreven a contar abiertamente que tienen un problema relacionado con el sueño», muchos por desconocimiento y otros por miedo a que este trastorno pueda traerles consecuencias en su vida laboral.

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente y lo llega a padecer en un momento de su vida hasta el 10 por ciento de la población. Los especialistas consideran que una persona padece insomnio cuando tiene problemas para dormir más de seis horas y se mantiene durante al menos tres meses.

Otro de los trastornos más frecuentes, y sobre el que se está investigando más en los últimos años es la apnea del sueño, que afecta a cerca de un 6 por ciento de la población. También puede haber trastorno de sueño por exceso, lo que se denomina hipersomnia y cuyo caso grave es la narcolepsia. Los pacientes con narcolepsia sufren episodios de somnolencia exagerada durante el día, que puede derivar en pérdida del control de los músculos, incapacidad para hablar y alucinaciones.

El insomnio, la apnea del sueño, la narcolepsia o la hipersomnia hace que «cada día miles de personas no puedan alcanzar las recomendaciones de sueño», lo que repercute de forma importante en su vida diaria generando agotamiento físico, bajo rendimiento, o dificultad para trabajar.

A pesar de ser considerada por distintas sociedades científicas europeas como una epidemia global que amenaza la salud, un elevado porcentaje de afectados no está siendo diagnosticado ni tratado adecuadamente. «Los afectados por trastornos de sueño se quejan que en muchos casos para someterse a pruebas el tiempo de espera superar el año y medio, sin duda excesivo», afirmó el presidente de ASENARCO.

CADA VEZ SE DUERME MENOS

El sueño cambia en cada etapa de la vida, y lo mismo ocurre con las alteraciones del sueño. Según los datos recogidos por ASENARCO en el último siglo, el tiempo medio de sueño se han reducido al menos un 20 por ciento, por lo que «dormimos casi dos horas diarias menos», explicó este experto.

Actualmente, según los especialistas, un niño hasta los 4 años necesita dormir entre 11 y 12 horas al día y una siesta de una hora. Entre los 7 y los 8 años debe dormir de 10 a 11 horas. Un adolescente necesita 9 horas de sueño; un adulto, entre 7 y 8 horas, y una persona mayor, de más de 65 años, necesita entre 5 y 6 horas de sueño con 2 ó 3 pequeñas siestas de 10 minutos a lo largo del día.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...