.

El especialista en enfermedades infecciosas José Ramón Yuste asegura que el riesgo de pandemia «evidentemente es real»

PAMPLONA, 4 (EUROPA PRESS)

El especialista en enfermedades infecciosas del departamento de Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra José Ramón Yuste advirtió hoy de la necesidad de que la población esté «concienciada» ante la nueva gripe A, pero «sin dramatizar», ya que se están estableciendo «correctamente» las medidas de control.

En declaraciones a Europa Press, Yuste aseguró que el riesgo de pandemia «evidentemente es real», pero subrayó que no se debe «crear una alerta innecesaria», ya que de esta forma «es probable que el mayor daño que haga esta gripe sea precisamente la alerta que se cree más que el daño físico».

Según manifestó, hoy por hoy «no se puede afirmar cuál es el riesgo real de esta enfermedad, ya que es nueva y además está todavía en fases muy tempranas y está teniendo un gran dinamismo cada día».

En este sentido, recalcó que «es muy probable» que la Organización Mundial de la Salud eleve a seis el nivel de alerta, aunque por ahora los casos actuales «son leves y además no se están detectando tantos nuevos como cabría esperar».

Se trata, explicó Yuste, de un virus hacia el cual el hombre no tiene inmunidad «y por tanto está expuesto a infectarse sí ha estado en contacto con la enfermedad». Existe transmisión interhumana y transfronteriza «y por tanto se dan los condicionantes para que pueda haber una pandemia», pero «hay que estar preocupados cuando uno no sabe qué hacer o no hay posibilidad de hacer nada, pero todos los mecanismos de prevención, detección precoz y control están definidos y se están llevando a cabo».

A juicio de Yuste, conviene no olvidar, «como parece que está ocurriendo estos días», que la gripe estacional «mata a miles de personas todos los años». Aunque «todavía» no se sabe el desarrollo de la nueva gripe «y dónde se pueda llegar mañana», aseguró que «de alguna forma la alerta creada también puede llegar a bloquear a las economías», por lo que «no se debe dramatizar innecesariamente».

PROTOCOLO A SEGUIR

El especialista explicó que los síntomas son tener una temperatura por encima de los 37,5 grados, problemas respiratorios, tos, fatiga, ojos rojos y malestar general «pero todo ello asociado a venir de una zona con casos declarados o haber tenido contacto con un caso confirmado y que todo esto ocurra dentro de los últimos 10 días».

Si se dan estas circunstancias, lo recomendable es acudir al centro de salud o a urgencias del hospital para analizar los síntomas y tomar las medidas de aislamiento hasta confirmar el caso. Por último, Yuste recordó que no hay que automedicarse «porque además las farmacias no están proporcionado los fármacos» para esta enfermedad.