.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El mercado de vino experimentará una caída del 6%, hasta los 1.500 millones de euros, frente al descenso del 2% registrado en 2008, según un informe presentado hoy por DBK. En el 2010 el descenso en las ventas se reducirá, hasta decrecer en torno al 1%.

Según este estudio, el descenso del consumo será más acusado en los vinos de precio medio-alto, mientras que los de precio bajo incrementarán su presencia en los hábitos de los consumidores. Por canales, el estudio vaticina una evolución más negativa en la hostelería y la restauración, que en el canal alimentación.

Del mismo modo, los resultaros de 2008 se vieron lastrados por un descenso del consumo de vino de mesa, cuyo valor de mercado se contrajo un 10% con respecto a los datos de 2007, hasta los 460 millones. Por contra, los vinos con denominación de origen crecieron un 1,3% el pasado año, hasta los 1.130 millones, lo que le permite alcanzar una presencia en el mercado nacional del 71%.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones registraron un aumento del 6% en 2008 hasta los 1.431 millones de euros, un crecimiento inferior al de años precedentes debido al aumento de competencia en el mercado internacional de los productos no comunitarios. Los principales destino de los productos españoles en el exterior continúan siendo Alemania y Reino Unido, que en 2008 reunieron una cuota conjunta del 27,5% del valor total de las ventas al extranjero.

Por su parte, las importaciones crecieron un 10% con respecto a 2007, hasta los 53 millones de euros, continuando la tendencia alcista de los últimos tres años.

Ante estos datos, el estudio de DBK concluye que el crecimiento de las empresas continuará dirigiéndose a los mercados exteriores, aunque éstos también mostrarán una ralentización generalizada. Asimismo, las previsiones de la compañía de análisis de mercados apuntan a una prolongación de la tendencia al aumento de las exportaciones, aunque con unas tasas de crecimiento inferiores a las registradas durante los últimos años.