.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

FACUA-Consumidores en Acción alertó de la decisión de las autoridades de Consumo de retirar del mercado un pegamento para niños de la marca «BoBo Glue», cuyo envase imitaba el diseño de un teléfono móvil, «ante el riesgo de que su uso provocase asfixia e intoxicación», ya que, al carecer del pertinente etiquetado y asemejarse a un juguete «podía confundir a los más pequeños».

Así, explica que dicho producto ya ha sido incluido en la «red de alerta de productos no alimentarios peligrosos» que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social, después de que el Gobierno balear notificase el peligro que conllevaba su comercialización.

Igualmente, en julio del año pasado, otro pegamento fue retirado de las tiendas «por motivos similares», a petición de la Comunidad de Madrid. En esa ocasión, se trataba de un producto de la marca Warm Baby cuyo envase imitaba la forma de un biberón, por lo que las autoridades estimaron que los niños «podrían confundirlo con un alimento e ingerirlo».

Por último, la asociación pide a los consumidores que si localizan estos u otros productos semejantes en el mercado, se lo comuniquen «inmediatamente», a través de su correo electrónico o página web (www.tudenuncia.facua.org). Éstos, deberán indicar las características y el nombre del artículo y la dirección del establecimiento donde lo encontraron, pues la información aportada, «facilitará las tareas de localización y retirada».