.

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

Sólo el 15 por ciento de las mujeres con cáncer de mama optan por reconstruirse el pecho tras sufrir una extirpación del mismo, según explicó hoy el director de la Unidad de Neurocirugía y Reconstrucción Mamaria Avanzada de la Clínica Planas y director del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Sant Pau de Barcelona, Jaume Masiá.

La falta de información y los prejuicios que todavía plantean algunos médicos son los principales motivos de este «bajo porcentaje», explicó Masiá, que aseguró que «todas» las mujeres que sufren una mastectomía pueden someterse a una operación de reconstrucción de mama, que en general incluso puede realizarse en la misma operación de extirpación del tumor.

Durante la presentación de su libro «Después del cáncer de mama. Cómo mejorar la calidad de vida durante y después de la enfermedad» (RBA Integral), prologado por el director médico de la Clínica Planas, Gabriel Planas, Masiá explicó que este 15 por ciento asciende al 90 cuando se informa adecuadamente a las mujeres.

Tras una experiencia de 15 años en la materia, el cirujano plástico relató el dolor que viven muchas mujeres cuando les extirpan un pecho, porque éste «va muy ligado a la feminidad».

Esta «asimetría corporal» provoca baja autoestima a las señoras que, según explicó, a menudo ven condicionados hábitos «tan sencillos» como ir al gimnasio, a la playa, comprar ropa y abrazar a la pareja o a un nieto.

Masiá lamentó que cerca del 30 por ciento de mujeres son abandonadas cuando se les diagnostica un cáncer de mama. En su libro, con un formato directo, sencillo y numerosas fotografías, resuelve algunas preguntas extendidas, como si se puede prevenir el cáncer de mama, si hay mujeres que corren más riesgo y si influye el tamaño de las mamas.

También aseguró haber sido preguntado en numerosas ocasiones por si hay peligro por subir a un avión tras una reconstrucción mamaria. «Parece una tontería, pero mujeres de todo tipo hacen esta pregunta en la consulta», aseguró.

En la primera parte del libro, Masiá explica en «lenguaje sencillo» qué es el cáncer de mama, guías para la autoexploración, cómo abordar la enfermedad, los efectos secundarios del tratamiento y consejos para eliminar la angustia que provoca esta situación.

El tratamiento integral del cáncer de mama, las distintas opciones tras la cirugía, la reconstrucción del seno y preguntas para preparar la primera visita con el cirujano plástico centran el segundo capítulo del libro, que culmina con relatos de mujeres que han sobrevivido a esta enfermedad y que explican su experiencia. Ésta es la parte «más importante» del libro, remarcó el cirujano.