Casi la mitad de los españoles sufren una depresión a lo largo de su vida, según un experto

Sin embargo sólo la mitad de estas enfermedades mentales son diagnosticadas y reciben un correcto tratamiento

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Casi la mitad (40%) de los españoles sufrirán una depresión o trastorno depresivo recurrente a lo largo de su vida, según asegura el profesor de Psicología de la Universidad Europea de Madrid Andrés Arriaga, quien acaba de publicar una guía sobre enfermedades mentales para explicar los principales términos que rodean a este grupo de patologías.

La situación laboral y las relaciones personales con la pareja o la familia son las principales causas que provocan dichas depresiones, aunque en los meses la actual crisis económica también favorece la aparición de una sintomatología depresiva y ansiosa.

«Muchas personas caen en depresión por una situación laboral precaria o lo que se conoce como «miedo anticipatorio» al desastre, provocado por el clímax de urgencia y catastrofismo que se da en la sociedad y que provoca que el paciente inicie en su cabeza todo un argumentario de catástrofe futura con o sin razón», destacó en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, señaló este experto, la mayor parte de enfermedades mentales, sobre todo las que tienen que ver con el campo de los afectos, el humor, estrés o la ansiedad, «no siempre se diagnostican» ni se les aplica el tratamiento más adecuado ya que los individuos naturalizan un estado de ánimo bajo o una situación estresante.

De hecho, sólo la mitad de las enfermedades mentales llegan a ser diagnosticadas, a lo que también ayuda el fuerte estigma social que existe en torno a ellas, precisó.

«Cuando nos duele una muela no dudamos en ir al dentista pero, sin embargo, en el caso de las enfermedades mentales se retrasa el momento de la consulta ante el estigma social que presentan», aseguró. El estigma social sigue existiendo, sobre todo en las enfermedades mentales crónicas como la esquizofrenia, lo que favorece que estas personas se aíslen más y su diagnóstico y tratamiento se retrase.

LA SANIDAD PÚBLICA «PODRÍA HACER MÁS»

Igualmente, criticó que las instituciones públicas «podrían hacer más» en lugar de dejar las «partidas económicas a enfermedades mentales en el último lugar de su lista», ya que esto fomenta dicho estigma social, según el doctor Arriaga.

Asimismo, la atención psicológica y psiquiátrica está «muy vinculada con el sector privado», cuando el tratamiento más adecuado para las enfermedades mentales requiere de un componente farmacológico que debe acompañarse de un tratamiento conductual en la consulta.

Por otro lado, como claves para un autodiagnóstico, este experto destacó la importancia de que el sujeto tenga «conciencia de que su conducta le pone en dificultad en su relación con el medio y su entorno», bien por un miedo excesivo, una obsesión, ideas delirantes o humor desmedido.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...