.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Facua-Consumidores en Acción advirtió hoy sobre las «prácticas ilegales» que cometen determinados establecimientos durante el periodo de rebajas, «vulnerando los derechos de los consumidores y deteriorando la imagen del sector», y reclamó a las administraciones que refuercen la inspección y sancionen las irregularidades.

En un comunicado, la organización indicó que se está volviendo a anunciar esta campaña como «la mejor de la historia», lo que genera unas expectativas de grandes descuentos que, según señaló, «pudieran no corresponderse con la realidad».

En este sentido, advirtió de posibles prácticas irregulares detectadas en otras temporadas, como el hecho de que algunos establecimientos anuncien «de forma engañosa» descuentos del 50% y superiores, cuando sólo se aplica a un reducido grupo de artículos.

Asimismo, señala que se puede dar el caso de comercios que venden productos de saldo como rebajados o que sólo apliquen descuentos a un pequeño porcentaje de productos, cuando para anunciarlas es obligatorio rebajar al menos la mitad de los artículos.

«En otras ocasiones publicitan productos a precios muy bajos que luego no se encuentran», apuntó Facua, que recordó que el consumidor tiene derecho a exigir que se le proporcione el artículo o uno de similares características al mismo precio.

También advirtió de que se pueden encontrar productos con el etiquetado manipulado para que la rebaja parezca mayor e incluso artículos creados exclusivamente para venderse en estas fechas.

DENUNCIA POR PUBLICIDAD ENGAÑOSA.

«Todas ellas son prácticas ilegales que vulneran las normativas en materia de comercio y publicidad», según la organización, que aseguró que denunciará por publicidad engañosa a los comercios que incurran en este tipo de irregularidades y pidió a los consumidores que reclamen si sufren algún abuso.

Entre otras recomendaciones, aconsejó a los consumidores valorar la necesidad real de la adquisición de los productos, su calidad y precio actual «por encima de la sensación de ahorro que les represente la bajada de su coste», y recordó que hay artículos que, pese a estar rebajados, «continúan siendo caros» en rebajas.