.

Piensan que tomaron cerveza o combinados

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

El 34 por ciento de los padres de adolescentes que saben que sus hijos beben alcohol cree que sólo se han emborrachado «alguna vez», con cerveza (37%), sobre todo entre los jóvenes de 14 y 16 años, o con combinados (33%), más habitual entre las edades de 17 y 18 años, según un informe sobre alcohol y jóvenes del portal «Adolesweb.org».

Según este trabajo, dirigido por la psicóloga y terapeuta juvenil Ana Gutiérrez Salegui, el porcentaje de padres que piensan que sus hijos sólo se han emborrachado «alguna vez» varía en función de la edad del adolescente, siendo del 42 por ciento para los de hijos entre 17 y 18 años; de un 24 por ciento para los de adolescentes entre 14 y 16 años, y del 20 por ciento para los de 12 y 13 años.

Para los progenitores, la edad media de la primera borrachera de un hijo es de 15,5 años, similar a la edad media de comenzar a beber. El trabajo señala que, teniendo en cuentael fenómeno de «negación» que se da para determinar cuando empiezan a beber los jóvenes, este dato podría estar «infraestimado», siendo las borracheras más tempranas o más habituales de lo que los padres creen.

Las bebidas más mencionadas en el estudio como de baja graduación son la cerveza (87%), el vino (51%), la sidra (21%), los licores de frutas (13,9%) y las bebidas combinadas con vino, como el «calimocho», la sangría y el tinto de verano (11%), según el trabajo.

El hecho de que el 12 por ciento de los padres entrevistados no sepan lo que pueden beber sus hijos apunta, dice el estudio, a que hay «un déficit en la comunicación familiar sobre el tema» cuando,dado que es un problema de Salud Publica, debería abordarse la prevención «tanto desde la familia como desde la administración».

ÍDOLOS DEPORTIVOS Y «BUENA IMAGEN» DEL ALCOHOL

Para el 80 por ciento de los padres de estos adolescentes, es necesario elevar el control de la publicidad del alcohol en los medios de comunicación. En concreto, el 67 por ciento rechaza que los ídolos deportivos anuncien este tipo de bebidas, ya que influyen en los jóvenes a la hora de tener «una imagen positiva» del alcohol.

No obstante, según los autores de este estudio, las medidas más eficaces son precisamente las que tienen que ver con el control de los padres (70%), el control de venta a menores (80%), las campañas de información (70%) y el fomento del ocio saludable (70%).

El consumo medio de alcohol por bebedor en Europa alcanza los 15 litros al año y casi la mitad es ingerido en forma de cerveza. En España, el 36,3 por ciento del consumo es de cerveza, frente al 29,8 por ciento de vino y el 20,7 por ciento de combinados.