.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El porcentaje de familias que ajustaron su presupuesto por obligación ante su situación económica se redujo en cinco puntos en el mes de junio, hasta un 26% de la población, frente al 31% de mayo, según el estudio «DMC-Track» de TNS Consumer.

Este mismo informe revela que el 40% de los consumidores intenta ahorrar como prevención, frente a un 23% que asegura no ahorrar nada en general, porcentaje mayor al del registrado el mes precedente (19%), y un 12% que afirma ahorrar porque los productos son más económicos (10% en mayo).

«La actitud del consumidor frente a la crisis tiene mucho que ver con su estado de ánimo. En este momento, voces autorizadas empiezan a anunciar que lo peor puede haber pasado ya. Y todas aquellas personas que hasta el momento no se están viendo afectadas directamente por la crisis van a recuperar su confianza en los próximos meses», manifestó la responsable del estudio Bárbara Cador.

Del mismo modo, el informe revela que aunque la preocupación por la crisis sigue alcanzando a un 55% de los españoles, entre mayo y junio de 2009 aumentaron en un 5% los consumidores que viven con mayor optimismo la situación económica actual.

Asimismo los consumidores optimistas pasan de suponer un 15,1% a un 16,6% de la población, mientras que aquellos que no están dispuestos a cambiar su forma de vida y siguen buscando el valor añadido en sus compras, son ya dos de cada diez consumidores (19,9% frente a 16,4% en mayo).

AUMENTAN LOS CONSUMIDORES CON ACTITUDES POSITIVAS.

Los que ven la crisis como una oportunidad y aprovechan la situación para hacer grandes compras e inversiones, siguen representando un 8,5%, con lo que el conjunto de consumidores con actitudes positivas frente a la crisis alcanza casi la mitad de la población y supone un 45%, frente al 40% que éstos representaban en mayo.

Los consumidores más racionales siguen siendo los más representativos pero pasan de un 44,7% en mayo a un 42,7% en junio, mientras que los más predispuestos a hacer sacrificios, son solamente un 8,0% de la población frente al 10,7% que representaban en la ola anterior.

En cuanto al aprovechamiento de ofertas y promociones, según TNS Consumers, más familias hicieron uso de las promociones durante el mes de junio, mes en el que toman mayor importancia los «3×2» o «2×1», que aprovecharon cuatro de cada diez consumidores (40,7% frente al 34% de mayo).

Las promociones lanzadas por los propios fabricantes, como los cupones descuento o «más cantidad al mismo precio», también resultan más aprovechadas por los responsables de la compra; del 35% al 39,6% de los consumidores hacen uso de los cupones, y del 31% en Mayo al 35,9% en Junio compran más cantidad por el mismo precio.