.

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Valencia, Rafael Carmena, opina que «es importante» que los obesos se vacunen contra la gripe A, dada sus problemas «para la ventilación pulmonar», lo que ocasionaría «dificultades de defensa» contra el virus H1N1, con un «tropismo especialmente intenso hacia los pulmones».

Además, el experto explicó que en las personas obesas es «muy frecuente encontrar déficit de vitamina D en sangre» a causa de su «secuestro» por parte del tejido adiposo, cuando es esta vitamina la que «regula el sistema de las defensas inmunes del individuo». Por ello, una persona obesa que tenga menos vitamina D en la sangre de lo aconsejable ve reducida su «capacidad de defensa frente a agresiones externas».

Estas declaraciones fueron realizadas por Carmena en una rueda de prensa en la que también intervinieron el catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Instituto Danone, Manuel Serrano-Ríos, y el doctor en Farmacia José Antonio Mateo, que participan en la Escuela de Nutrición «Francisco Grande Covián». «Nutrición y Salud Pública. Desde la Antropología a los alimentos funcionales» de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

OBESIDAD INFANTIL

El catedrático Rafael Carmena alertó además de que la obesidad infantil en España «va disparada y es realmente muy preocupante», ya que el índice de crecimiento en la actualidad es «muy superior al de Estados Unidos». Desde su punto de vista, una de las claves del problema está en la escasez de actividad física y subrayó que, según algunos estudios, el número de horas de televisión y ordenador está «directamente relacionado» con esta enfermedad.

En este sentido, Serrano-Ríos afirmó que en la actualidad se está produciendo «una pandemia de enfermedades crónicas no trasmisibles ligadas al estilo de vida», refiriéndose a «la obesidad y sus consecuencias o sus malas compañías», como la diabetes tipo II y las enfermedades cardiovasculares. Por ello, consideró que la obesidad es, «junto al cáncer», un «reto de salud pública muy importante».

A su modo de ver, a pesar de los esfuerzos por combatir esta enfermedad, no se está teniendo «mucho éxito» en su prevención, debido a algunos factores como «la globalización», que ha hecho que «el estilo de vida que se llama occidental, de sedentarismo asociado en gran medida al progreso técnico y la facilidad de acceso a comidas rápidas, se haya extendido a países subdesarrollados en los que este estilo de vida no existía».

Para evitarlo, Serrano-Ríos propuso «la prevención», incluso «desde el momento de la concepción» de un hijo, y entender esta enfermedad «como un problema de la sociedad» que es «grave para la salud» y tiene «consecuencias de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer».

El presidente del Instituto Danone lamentó además que existen «resistencias culturales» y que «hay demasiada oferta, demasiada tentación». Así, manifestó que «las grandes empresas tienen también responsabilidad», y deben combinar «el legítimo derecho de obtener beneficios con promover la salud».