.

Elías Rodríguez cree que la sociedad debería tener más inquietudes porque una buena alimentación sirve para prevenir enfermedades

SANTANDER, 31 (EUROPA PRESS)

El nutricionista y profesor de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Cantabria, Elías Rodríguez Martín, señaló hoy que el actual desarrollo de la sociedad está provocando que se abandonen todas las pautas beneficiosas que culturalmente ha transmitido la dieta mediterránea.

En este sentido, apuntó que los españoles están dejando de comer alimentos como las verduras y los cereales, mientras que aumenta el consumo de alimentos proteicos de tipo animal, ricos en grasas saturadas y, por lo tanto, “perjudiciales”.

Según señaló durante la ponencia “Práctica clínica en nutrición”, enmarcada dentro del Curso de Verano de la Universidad de Cantabria “Práctica clínica en personas con alteraciones cardiovasculares”, una mala alimentación derivará a largo plazo en enfermedades crónicas y hasta en infartos.

“Un abuso excesivo de grasas saturadas y poli saturadas conlleva un proceso inflamatorio crónico, silencioso, y que puede derivar en cualquier proceso patológico, desde una placa de ateroma hasta un infarto”, apuntó.

Rodríguez subrayó que en la alimentación convencional hay un “abuso exagerado” de las grasas poli saturadas, concretamente de las omega 6, mientras que hay un “detrimento” de las grasas omega 3 y de las omega 9. Así, explicó que se emplea demasiado aceite de girasol, rico en omega 6, y poco aceite de oliva y los productos del mar, donde priman las grasas omega 3 y omega 9, respectivamente.

En su opinión, la sociedad debería tener “más inquietudes” e interesarse más por un aspecto “tan importante y básico” como la alimentación, “de la misma manera que cuando una persona va a comprar un coche valora mucho cada modelo y sus características”, y no dejarse llevar por la propaganda.

“Nos dejamos llevar, compramos lo que quieren los grandes almacenes sin pararnos a pensar si lo que estamos adquiriendo es lo correcto o no”, consideró.

En este sentido, Rodríguez destacó que el mayor problema de la nutrición es que “la gente no sabe alimentarse y, por lo tanto, se mal nutre”. “Hay un desconocimiento tota sobre cómo conseguir una buena nutrición, que es un buen método como prevención de enfermedades”, concluyó.

Así, apuntó que las personas “están siempre esperando a que la medicina resuelva los problemas y, sin embargo, no hacen nada por prevenirlos”.

Para conseguir una buena nutrición, el profesor recomendó ingerir los alimentos “lo menos procesados posible” y procurar variarlos lo mínimo posible en una misma comida, como por ejemplo no comer durante el postre múltiples frutas sino varias de un mismo tipo.

“Cuanto más procesados estén esos alimentos más deterioros están y, por lo tanto, su efecto va a ser más perjudicial”, matizó.

Igualmente, señaló que no hay que hacer comidas muy copiosas, sino todo lo contrario: “tienen que ser más livianas y repartidas a lo largo del día en cinco comidas”.