.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El uso de mascarillas faciales en el hogar y el lavado de manos frecuente pueden ayudar a reducir la transmisión del virus de la gripe A si estas medidas se utilizan a tiempo, según revela un estudio realizado por expertos de la Unviersidad de Hong Kong (China), y que ha sido publicado en «Annals of Internal Medicine».

Según apuntaron los responsables, estos hallazgos son importantes, ya que los pacientes podrían necesitar ser puestos en cuarentena en el hogar durante una pandemia si hay suficientes recursos para aislar a todos los individuos infectados.

En concreto, destacaron que estos resultados «sugieren que la higiene de las manos y las mascarillas faciales pueden reducir la transmisión del virus de la gripe si se implementan en una etapa temprana antes de que comiencen a detectarse los síntomas en un paciente.

En la investigación, los responsables reclutaron a pacientes que habían dado positivo por gripe A o B y, junto con otros miembros de sus grupos familiares, fueron asignados de manera aleatoria a uno de tres grupos: uno con cierta educación sanitaria, un segundo al que se le indicó que se lavaran las manos de manera frecuente y un tercero que se lavó las manos y usó mascarillas.

De los 259 grupos familiares que completaron el estudio, 60 miembros se infectaron en los siete días posteriores a la introducción de las medidas. Pero hubo menos contagios en las familias donde se implementaron ambas medidas sanitarias de manera oportuna.

Así, los resultados revelaron que la higiene de las manos y las mascarillas faciales parecieron prevenir la transmisión dentro de las familias del virus de la gripe al ser implementadas durante las primeras 36 horas desde que los pacientes comenzaron a exhibir síntomas.