.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Política Social, a través del Instituto Nacional del Consumo (INC), ha analizado un total de 22 artículos playeros en el marco de un estudio para detectar posibles deficiencias. El análisis reveló que dos de los artículos analizados incumplían las normas técnicas y obligaciones de etiquetado, nueve presentaban irregularidades en el etiquetado y once eran totalmente correctos.

De este modo, el estudio del INC detectó que un chaleco hinchable y un flotador-pato incumplían la normativa vigente. En el caso del chaleco, no tenía las resistencias exigidas a la tracción, a la perforación y al desprendimiento de piezas pequeñas. Además, no constaba la procedencia ni los datos obligatorios de etiquetado, ni información sobre la clase de ayuda a la flotación, ni la talla o edad del portador, ni instrucciones de uso y mantenimiento.

Respecto al flotador-pato, también carecía de etiquetado y de las indicaciones obligatorias para juguetes acuáticos, y no superó los ensayos de tracción del tapón.

En cuanto a la procedencia de los productos analizados que incumplían la normativa, siete eran de importación, otro era de fabricación española y en los tres restantes no constaba el país de origen.

El INC ya ha comunicado los resultados de esta campaña a las comunidades autónomas, así como a los fabricantes o importadores para su subsanación o retirada del producto del mercado.

A la hora de llevar a cabo este estudio –que se enmarca en una campaña puntual desarrollada por el INC para verificar el grado de cumplimiento de la legislación–, Consumo analizó más de una veintena de productos entre los que se incluían flotadores, colchonetas, juguetes, balones de playa, juguetes, cubos y palas, artículos de buceo y bombas de inflado.