.

MURCIA, 4 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez, aseguró hoy que el consumo de cítricos «es el mejor aliado para evitar el contagio de gripe A», motivo por el resaltó que «incentivar el consumo de estos alimentos entre toda la sociedad es una de las opciones para evitar la infección, pues numerosos estudios científicos y médicos apuntan a que poseen un poder terapéutico natural que actúa en el sistema inmunológico».

Además de su papel como protector contra este tipo de enfermedades, su alta concentración en vitamina C «los hace muy efectivos en el caso de infecciones al conseguir reducir la duración de la enfermedad y aliviar asimismo los síntomas», informaron en un comunicado fuentes de Asaja.

Y es que, según la organización agraria, «gran parte de los beneficios que para el organismo presenta el consumo de cítricos se debe a su acción antioxidante que actúa previniendo un buen número de enfermedades del aparato respiratorio».

En este sentido, Gálvez Caravaca incidió en que «se ha de potenciar el consumo de cítricos como medida preventiva y curativa contra el virus de la gripe, al tiempo que con el incremento del consumo de este tipo de fruta se beneficia directamente tanto al consumidor como al agricultor».

Debido a que en los procesos gripales se recomienda beber mucho líquido para evitar la deshidratación, los zumos con la vitamina C que contienen limones, naranjas, mandarinas y pomelos se convierten, así, «en la mejor medicina natural para luchar de forma efectiva contra este tipo de dolencias», añadieron las mismas fuentes.

En consecuencia, se recomienda una dosis diaria de vitamina C de 60 miligramos para los adultos -que no significa otra cosa que una naranja, dos mandarinas o un poco más de medio vaso de zumo de frutas cítricas- y de entre 50 a 60 mg para los niños. Entre los que necesitan más vitamina C se incluyen a las mujeres embarazadas -80 mg-, amamantando -85 mg- y los fumadores -por lo menos 100 mg-.

En definitiva, para Asaja Murcia «los cítricos, además de ser una fuente vitamínica inagotable, se erigen en los aliados imprescindibles para prevenir y curar las infecciones que provoca la gripe A, de la misma manera que constituyen la mejor defensa para el organismo».