.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Facua alertó este martes sobre intentos de estafa mediante el alquiler de viviendas, fundamentalmente vacacionales, y a través de Internet, mediante un procedimiento por el que los supuestos propietarios del piso piden el pago de una cantidad por adelantado al interesado en arrendarlo incluso antes de que la vea, argumentando que se encuentran en el extranjeros.

La organización de defensa del consumidor explicó que habitualmente estos anuncios presentan precios de los pisos «muy sugerentes» y sólo ofrecen el correo electrónico como medio de contacto con el anunciante.

No obstante, Facua avisa de que en ocasiones también contemplan precios acordes al mercado y teléfonos móviles de contacto.

Según Facua, una vez que un interesado en uno de estos pisos se pone en contacto con los supuestos propietarios, su forma de actuar es solicitar una cantidad por adelantado argumentando que le es imposible enseñar el piso antes porque o está en el extranjero, o tiene que salir urgentemente de viaje.

Con esta excusa, proponen el ingreso del importe equivalente a uno o varios meses de alquiler a través de una transferencia, mediante el envío de una remesa de dinero directamente a quien se identifica como propietario, o bien a la supuesta cuenta de una empresa de mensajería. En este caso, indican que esta empresa será la encargada de entregar las llaves del inmuebles y el contrato de alquiler inmediatamente después de la transacción.

No obstante, según Facua, posteriormente los interesados en arrendar el piso en cuestión descubren que esta empresa no ofrece dicho servicio, y que los anunciantes no son los propietarios de la vivienda, sino estafadores que reciben las cantidades enviadas.

Ante este tipo de estafas, la organización de defensa del consumidor recomienda a las personas interesadas en alquilar una vivienda que verifiquen a través de los registros de la propiedad que el arrendador es efectivamente el dueño del piso.

Asimismo, Facua destaca que «lo más recomendable» no pagar nada por adelantada sin haber entrado en el inmueble, si bien reconoce que esta práctica es habitual, sobre todo en vivienda vacacional.

No obstante, recuerda que el envío de remesas de dinero es «más peligroso» que una transferencia bancaria, que ya generalmente las entidades financieras permiten revocarlas en un determinado plazo de tiempo.