.

Los expertos recomiendan que se consuma al menos 100 gramos de pan diarios «incluso en las dietas de adelgazamiento»

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Más 2.500 kilos de pan convertidos en diversas figuras, monumentos y símbolos locales de toda España son expuestos hoy en varias ciudades con motivo de la celebración del «Día Mundial del Pan», que este año tiene como objetivo promocionar las ventajas nutricionales de este alimento «básico» en la dieta mediterránea que «injustificadamente» ha ido descendiendo en su consumo.

De este modo, los habitantes de puntos de la geografía española tan diversos como Bollullos del Condado (Huelva), Madrid, Teruel, Palma de Mallorca, La Coruña, Lérida, Murcia, Alcañiz (Teruel) o Granada, se van a topar en sus calles con enormes bodegones y monumentos representativos de sus ciudades hechos de pan. Grandes cantidades de harina, agua y levadura para «construir» la Seu Vella de Lérida, la Torre de Hércules de La Coruña, o la Puerta de Toledo de Ciudad Real, informó hoy la organización.

Además de la iniciativa «Esculturas a la calle», promovida por la Organización Interprofesional Agroalimentaria de Cereales Panificables y Derivados (INCERHPAN) en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, dietistas y estudiantes de panadería se encargarán durante el día de hoy a ofrecer bocadillos y todo tipo de información sobre este alimento resolviendo a la vez las dudas que les puedan surgir a los ciudadanos sobre este alimento.

Con una producción que supera los 2.344,5 millones de kilos, España es uno de los países europeos donde menos pan se consume, en concreto 51,8 kilos por habitante y año en 2007, cifra por debajo de las registradas en otros países, como Alemania, Italia (75 kilos por persona y año) o Francia (70 kilos).

EL BOCADILLO: FÁCIL, VARIADO Y BARATO

Además de hidratos de carbono, «el pan contiene otros nutrientes fundamentales como vitaminas del grupo B, entre las que destaca la tiamina, fundamental para el metabolismo glucídico de todos los tejidos, sobre todo del cerebro y el corazón», explicó la jefa de la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital La Paz de Madrid, la doctora Carmen Gómez Candela. «Además, aporta una cantidad importante de fibra, que favorece el tránsito intestinal; minerales como el fósforo, magnesio, calcio o potasio; y apenas contiene grasa», añadió.

En general, los expertos recomiendan un consumo diario de entre 220 y 250 gramos de pan repartidos en las diferentes comidas. «Incluso en las dietas de adelgazamiento, se aconseja no renunciar a 100 gramos de pan diarios», según informó INCERHPAN. Además de acompañar las comidas, el pan puede ser una alternativa dietética en forma de bocadillo, una receta fácil de preparar en los casos en los que no se tiene tiempo para cocinar o para las meriendas de los más pequeños.

«Si rellenamos el pan de los ingredientes adecuados y además lo acompañamos con una pieza de fruta, obtenemos con comida completa, fácil de consumir, variada y adaptada a todos los bolsillos», comentó la doctora Gómez Candela.