.

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El psiquiatra sevillano Luis Rojas Marcos animó hoy a «fomentar la perspectiva optimista o el pensamiento positivo y practicar actividades diversas» para «superar las crisis que inevitablemente nos impone la vida».

Así, Rojas Marcos, quien participó hoy en un encuentro empresarial en el Instituto de Estudios Cajasol en el que reflexionó sobre las formas de enfrentarse a los problemas en estos en tiempos de crisis, aconsejó a los afectados a «cultivar el pensamiento positivo a través de estrategias como el sentido del humor, la práctica de ejercicio físico y mental, diversificar las fuentes de satisfacción de nuestra vida y, también, compartir las experiencias negativas».

Según apuntó, en la actualidad, la crisis está generando en las personas síntomas como dermatitis, ansiedad o problemas de estómago, patologías que, según algunos estudios, afectan al 75 por ciento de los trabajadores.

En este sentido, Rojas Marcos afirmó que «las crisis no nos afectan a todos de la misma forma, sino que el grado de sufrimiento o de incertidumbre que resulta insoportable para unos es tolerable para otros». El psiquiatra afirmó en su intervención que «si nos lo proponemos, podemos aprender a fortificar nuestro pensamiento positivo».

Para fomentar este pensamiento positivo, el doctor Rojas Marcos, puso ejemplos de estrategias a seguir cuyos beneficios «han sido demostrados», y que pasan por «relacionarse y conectar con los demás, compartir experiencias estresantes con otras personas, utilizar el buen sentido del humor, practicar ejercicio físico y mental, aprovechar los recursos que ofrecen los avances de la tecnología y la medicina, participar en actividades de voluntariado, y diversificar las parcelas que proporcionan satisfacción con la vida».

En este sentido, afirmó que «todos podemos fomentar la perspectiva optimista o el pensamiento positivo y practicar actividades eficaces que nos ayuden a superar las crisis que inevitablemente nos impone la vida».

Pero estas emociones personales son trasladables al mundo laboral. Así, el psiquiatra indicó que, para tener éxito en el trabajo, además de la aptitud y motivación para desempeñar la tarea, se requiere un «nivel razonable de entusiasmo y emociones positivas». En este sentido, en los directivos de las empresas «se valora mucho el nivel de esperanza en el futuro de la compañía y las expectativas de éxito», subrayó.

Por otro lado, aseguró que los andaluces «no somos necesariamente más optimistas, pero sí tendemos a compartir con los demás las circunstancias dolorosas o estresantes que afrontamos, somos receptivos a las muestras tangibles de solidaridad de otras personas y al apoyo de la comunidad», características, según él, «muy positivas».