.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La puesta en marcha hoy del artículo 46 de la Ley Ómnibus, que permitirá a los 4.000 locales de prensa que hay en España vender de nuevo cigarrillos, es «una incoherencia» que «va en contra del espíritu de defensa de la salud pública» que abandera el Ministerio de Sanidad y Política Social al querer endurecer la actual Ley antitabaco, según afirmó hoy el coordinador del Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Juan Antonio Riesgo.

En declaraciones a Europa Press, Riesgo aseguró que los profesionales sanitarios tienen la sensación de que con esta nueva ley el Gobierno «intenta contentar a muchos sectores al mismo tiempo».

«La prohibición de fumar en lugares públicos cerrados es una medida de prevención importante que aplauden todos los médicos. Sin embargo, entra en total contradicción con la Ley Ómnibus, que facilitará el acceso al tabaco, especialmente entre los más jóvenes», explicó.

La Administración «debe tener presente que el tabaquismo es el principal problema de salud pública en España, y que la lucha contra esta enfermedad no debe atender a ningún tipo de razón económica», dijo este experto en referencia a la pérdida de beneficios argumentada por los locales de prensa para poder volver a vender tabaco.

«De cada cuatro jóvenes que se inician en el consumo de tabaco, uno morirá prematuramente, y con esto no se puede jugar», aseveró el representante de la SEPAR.

Además, según explicó el doctor Riesgo, ya se ha demostrado en los países de nuestro entorno que encarecer el tabaco y controlar la accesibilidad al mismo «son factores fundamentales para la prevención». Por este motivo, el artículo 46 de la Ley Ómnibus «carece de toda lógica», subrayó.

UN PASO ATRÁS EN LA LUCHA CONTRA EL TABAQUISMO

La ley «es sin duda un paso atrás en la lucha contra el tabaquismo», señaló el doctor Riesgo. «Los médicos no pueden estar de acuerdo con esta medida» y la consideran «muy negativa»; «hay otros medios para mantener el poder adquisitivo de los vendedores de prensa», apuntó este experto.

En este sentido, las autoridades «deberían plantearse seriamente qué hacer con el control del tabaquismo en España», dijo Riesgo. Si el «ministerio ha tomado la decisión de luchar contra el tabaquismo tiene que aplicarla con contundencia y con coherencia, y no intentar contentar a todos los sectores y a todos los estamentos; esto no es posible», aseveró.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad no ha valorado esta modificación legal. En este sentido, fuentes consultadas por Europa Press señalaron que «la Ley Ómnibus es consecuencia de la transposición de la Directiva Europea de Servicios, lo que ha supuesto la modificación de muchas leyes a nivel nacional» que están fuera de sus competencias.