.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El consumo de vino cayó un 10,3% en valor en los nueve primeros meses de 2009 en el canal horeca (cafeterías, bares, restaurantes, hoteles y consumo nocturno), hasta los 961,59 millones de euros, mientras que en volumen, la contracción se situó en el 7,8%, con 253,3 millones de litros consumidos por los españoles fuera del hogar, según datos publicados este lunes por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Asimismo, durante el tercer trimestre del 2009 las compras en este canal disminuyeron un 5,5% en valor y un 1,6% en volumen, hasta situarse en 321 millones de euros y 84,7 millones de litros, respectivamente.

Según explicó el OEMV, estas tasas, aunque negativas, son mejores que las de los dos trimestres anteriores y vienen impulsadas por una mayor reducción de los precios medios, que bajaron un 3,9% en el periodo, frente a las reducciones inferiores del 2,7% en los 9 primeros meses del año.

Por tipos de vino, la reducción de precios es mayor en los vinos sin denominación de origen, que bajan un 11% en el acumulado anual, mientras los vinos con denominación de origen suben sus precios un 2,5%.

Por contra, los vinos sin denominación de origen son los que presentan mejor evolución relativa en términos de volumen (-3,9% en el acumulado enero-septiembre, frente al -11% de los vinos con D.O.), mientras que estos mismos vinos caen más en términos de valor (-14% frente al -9% de los vinos con D.O.).

En cuanto al tipo de establecimiento, entre los lugares de mayor compras de vino, la reducción de precio es mayor en los restaurantes que, aunque suavizan sus pérdidas, siguen registrado resultados negativos con reducciones en volumen del 8,8% en el acumulado de los nueve primeros meses del año y del 5,4% en el trimestre.

En el segmento de bares, cafeterías, cafés, las compras de vino en términos de volumen subieron un 1,9% en el tercer trimestre hasta los 44,65 millones de litros, dando la vuelta a la tendencia del año y diferenciándose de la evolución en términos de valor, que mantiene una caída del 3,6% en el trimestre. En el acumulado del ejercicio, el valor de las compras de este segmento se contrajo hasta el 10%.

A tenor de estos datos, la OEMV consideró que la menor reducción de las compras de vino realizadas por la restauración en el tercer trimestre del pasado año «muestran que lo peor de la crisis tuvo lugar a principios del mismo» y, que cuando se produce una reacción de los precios a la baja, «se recupera ligeramente el volumen de ventas».

Según el Observatorio, de mantenerse esta tendencia, «podría augurarse un cierre del año algo menos malo de lo visto hasta la fecha».