.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Las diversas organizaciones que protegen los derechos de los consumidores como Ceaccu, OCU, UCE y Facua ven injusto que se aplique el aumento del IVA a la prestación de servicios que se han realizado con anterioridad a la subida llevada a cabo ayer, 1 de julio.

Los representantes de los consumidores realizan esta consideración tras detectar casos en recibos de suministradores de telecomunicaciones, luz, agua y gas. Pese a que son conscientes de que se trata de una iniciativa con respaldo legal, no por ello dejan de mostrar su disconformidad tanto con la Administración por su falta de previsión e información, como con las empresas por no haber expuesto de forma más clara el asunto.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de asuntos económicos de Ceaccu, Fernando López, ve como principal culpable de esta falta de información a la Administración, y cree que «debería haber hecho una campaña de información masiva para que no se hubiera producido la sorpresa que ha habido en este mes de julio con la subida». En su opinión, «hubiera sido un gran acto de transparencia por parte de la Administración que se hubieran dado detalles precisos para que los usuarios se hicieran una idea de lo que sucede y de cómo se iba a reflejar la subida impositiva en sus facturas».

Con este aspecto coincide el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, quien piensa que «se debería haber hecho una campaña «clara y directa» para informar al consumidor final y, sobre todo, para que no se cree el masivo desconcierto que se está generando en la ciudadanía».

Como señala el portavoz de Facua, lo primero que se debe revisar son los días en los que la compañía hace su cobro y asegurarse de que este mes ha sido igual, evitando de este manera lo que sí sería un verdadero fraude.

Desde UCE, su secretario general, Eustaquio Jiménez, también recrimina a las empresas que «no hayan hecho ellos mismos una campaña informativa sobre qué pasaría con las facturas y recibos de los servicios prestados una vez se hiciera efectiva la subida del IVA».

Por su parte, la OCU en un comunicado echa en falta una mayor transparencia por parte de Hacienda para que todos los consumidores fueran conscientes de cómo les afectaría la subida.

En cuanto a la facturación, Ceaccu piensa que «otro asunto también tiene que ver con las grandes compañías, y es que podían haber hecho el esfuerzo de cambiar el tipo de facturación al menos este mes para que no sean los usuarios los que asuman todo; hubiera sido un guiño el hecho de pensar en el consumidor». En esta misma línea, desde la UCE creen que «las grandes compañías podrían haber tenido en cuenta la actual situación de los consumidores y haber realizado la acción de cobro en el mes correspondiente a su consumo para que de esta manera no se hubiera aplicado la subida del IVA».

Ante la falta de información de los consumidores, son estas organizaciones las que han abierto líneas especiales de atención para analizar todas las consultas. Así, desde Ceaccu advierten de que están «recibiendo muchas llamadas sobre el asunto, y todos coinciden en la falta de información», pero sobre todo lo que advierten tiene que ver con la fecha en la que se realiza la acción de pago.